¿Cuáles son los puntos cardinales del cumplimiento?

Hoy en día las palabras “éxito” y “responsabilidad” son prácticamente imprescindibles para las organizaciones. De esta forma hacer las cosas bien en los negocios requiere actuar responsablemente y dentro de la legalidad. Por lo tanto, sin importar el segmento dentro del cual opere tu empresa, el compliance corporativo constituye un elemento fundamental para su funcionalidad. ¿Pero qué se debe hacer? Tratar de hacer que la compañía, sus integrantes y colaboradores sigan en todo momento las leyes, reglamentaciones, estándares, prácticas éticas aplicables y políticas internas de la firma.

El compliance corporativo no debe considerarse como un concepto abstracto, sino como un estándar práctico y general de conducta. Éste fija parámetros objetivos para sus integrantes y colaboradores, ayudándolos a enfocarse en los fines más amplios de la compañía y operar sin inconvenientes. El objetivo de un programa de compliance, y su respectivo código de ética, es proteger a la empresa.

Una de las peores situaciones que puede darse es la de integrantes o colaboradores que no tengan una cultura de cumplimiento y desempeñen sus actividades diarias de manera informal y antitéticamente, con la excusa de “esta es la forma en la que siempre hicimos las cosas», para prevenir que esto pase debemos seguir ciertos puntos clave: 

Exponer los Objetivos y Consecuencias de forma clara y simple

Una política de compliance debe exponer los objetivos que la empresa busca con su implementación. En este sentido, debe detallar precisa, concisa y claramente el compromiso de actuar con plena legalidad e integridad. De este modo, todas las personas involucradas en el giro de la organización, de arriba a abajo, de adentro y afuera, visualizarán y tendrán presente la importancia de este compromiso para la empresa. Lo importante es esclarecer cuál es el fin. Así como, las políticas deben aclarar que cualquier conducta contraria al compromiso con la legalidad tiene consecuencias para el responsable sin importar su posición.

Sentar las bases

Toda política debe estar atada a algo: un requerimiento legal o regulatorio, un valor fundamental y un objetivo de rendimiento. No toda política debe surgir de requerimientos regulatorios, aunque la mayoría lo hace. Sin embargo, toda política de compliance debe especificar por qué existe y por qué debe ser cumplida.

Incluir referencia a materiales relacionados

Es conveniente incluir referencias escritas o vínculos electrónicos a las regulaciones o leyes que le sirven de base al propio código de ética de la empresa, a los riesgos identificados, o incluso a metas de desempeño. Lo importante es hacer referencia clara a aquello que motiva el programa de cumplimiento y la política que le sirve de base.

Establecer excepciones

Una buena política de cumplimiento explica como un afectado por la misma puede fundamentar una excepción a su estricta aplicación, o cuándo las excepciones son inadmisibles. Una política nunca debe ignorar completamente los pedidos de excepciones, teniendo en cuenta que, ante el miedo, los afectados simplemente decidan ni siquiera intentar conseguir una excepción y en lugar de ello, opten por violar sus obligaciones sin avisar a la empresa.

Alentar más que Desalentar

El objetivo final de una política de compliance  es ganar el entusiasmo y apoyo de los integrantes y colaboradores, antes que su obediencia ciega; su lenguaje, su objetivo y sus ejemplos deben enfocarse en  lo que las personas pueden hacer, en lugar de lo que no pueden hacer.

En EthicsGlobal creemos que para lograr una buena política de cumplimiento es importante un estricto respeto a las normas y estatutos, ayudando a prevenir y detectar alguna violación y a mantener a la empresa libre de multas, reclamos, sanciones y demandas mejorando así su imagen pública.

La NOM-025 ventajas de implementación

La Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 (NOM 025) es una herramienta para apoyar a las empresas a cumplir con la ley y no discriminar. Son requerimientos que deben ser cumplidos si queremos lograr la igualdad laboral y no discriminación para las personas, centros de trabajo, sociedad y país. Al ser México un país con un nivel alto de discriminación, nuestro sistema laboral y económico se ve ralentizado.

Principales Beneficios

Muchos piensan que el beneficio principal de certificarse en la Nom 025 es obtener el reconocimiento y exhibirlo como una muestra del valor que tiene la organización. Sin embargo esta es solo una de las ventajas. Lo cierto es que las empresas que han optado por certificarse en la normativa han conseguido mucho más que eso: 

  • Descubrir que sus prácticas no eran inclusivas, aunque creían que sí: Esto les brinda una nueva visión de sus propios procesos y les permite avanzar y evolucionar en el cambio cultural que la organización necesita.
  • Lograr un mayor compromiso del personal y fortalecer también su lealtad: Esto contribuye a aumentar la retención de talento. Las empresas inclusivas y con perspectiva de género son más atractivas a los ojos de los trabajadores, por lo tanto, esto mejora la imagen de la empresa y ayuda a atraer mejores colaboradores para la organización. 

Adecuarse a la Nom 025 es una forma de promover el equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Lo que también ayuda a mejorar la percepción de los colaboradores sobre el centro de trabajo y crea un clima organizacional más sano y positivo. 

Nosotros hemos comprobado que la certificación te  permite mejorar la imagen de tu organización no solo pensando en términos de atracción de talento, sino también a los ojos del consumidor final. Esto puede tener interesantes repercusiones en los resultados comerciales de la empresa. Sin duda, el beneficio más notable de adecuarse a la Nom 025 es crear espacios de trabajo con igualdad de oportunidades para todas las personas. Contribuyendo así a la paridad de género y a la inclusión en el mercado laboral.

Con Compliance, mejora tus procesos

Sea cual sea el giro de tu organización: industrial, comercial o en servicios, el Compliance afecta todos los procesos corporativos. Tres ventajas que podemos obtener del cumplimiento normativo es, en primer lugar, el orden en los procesos en tiempo y en forma; en segundo lugar, la transparencia y detección de irregularidades; y en tercer lugar está la confianza, un valor difícil de generar, que tanto clientes como colaboradores necesitan para que todo funcione de manera óptima.

¡Áreas mejoradas!

Presentación. La imagen de una empresa u organización es vital para su éxito. A través del Compliance, se certifica que eres de confianza a tus clientes y de manera fiscal ante el gobierno. De esta manera demuestras que tienes una identidad nacional y estás abierto al mercado global. El cumplimiento te presenta como alguien que cumple su palabra y sus compromisos. 

Procesos internos. El cumplimiento garantiza seguridad, la cual es integral, pues va dirigida en dos vertientes: la seguridad física, en el uso de los equipos e infraestructura; y la seguridad mental, en las relaciones laborales, procesos y carga de trabajo y el control de calidad. Esto incrementa la eficiencia operacional, pues se establece una guía para llevarlo a cabo.

La distribución. Una cultura corporativa donde se pone en relieve el Compliance, garantiza que se conocen las regulaciones nacionales e internacionales y se adhiere a ellas. Los productos con mayores controles de calidad y cumplimiento en requerimientos, abren las puertas en el mercado.

Reportes y denuncias. La cultura del Compliance permite que las personas hablen sobre las irregularidades en procedimientos y malas conductas sin temer a la impunidad y represalias, porque confía en el compromiso de la organización en mantener la honestidad y responsabilidad.

El cumplimiento no es algo que se pueda decidir si aplicar o no. Simplemente es un área que cada vez más se está volviendo parte de los requisitos para la operación y funcionamiento de la organización. Así que nuestro papel, como director o directora es encontrar los beneficios que el Compliance brinda, más que ver con preocupación la lista de cosas a cumplir.

¿Cómo se hace?

El Compliance suena más a funcionar orgánicamente como lo hacen las plantas, que funcionar mecánicamente como lo hace un robot. Para implementar una cultura de cumplimiento debemos estar conscientes de que la diferencia entre una analogía y otra radica en que trabajamos con personas.

Es difícil que las personas cambien su comportamiento y se alineen a las reglas si no cuentan con suficiente información, no se les muestra cómo se hacen correctamente los procesos, no hay una efectiva comunicación, o simplemente no encuentran un sentido en cómo su comportamiento es relevante para la organización. 

Cuando los miembros pueden ver personalmente los beneficios del Compliance y son conscientes de que son parte de esta construcción de la cultura organizacional, entonces el Compliance es aplicado de manera más orgánica. Pero lo cierto es que el Compliance y su cultura requiere de un trabajo día a día y de estrategias que se combinan y necesitan evaluarse para implementarse. 

El Compliance trae múltiples beneficios en la calidad de los procesos internos y externos de tu organización. Sabemos que implementar una cultura de cumplimiento no es tarea sencilla en la primera vez, y que implica trabajo, esfuerzo, recursos y tiempo. En EthicsGlobal queremos ser parte de la implementación del Compliance en tu organización. A través de la tecnología, nuestro Modelo 360 y los programas de integridad que hemos desarrollado, estamos seguros de que lograrás este objetivo.

¿Qué es el cumplimiento normativo?

Es cada vez más común escuchar acerca del Compliance, o Cumplimiento normativo. En un futuro, uno de los requerimientos para cerrar un trato tendrá que ver con el Compliance y la buena reputación de la empresa. Pero, ¿Qué es el Compliance o en qué debemos pensar cuando escuchamos hablar de él? El cumplimiento normativo es una función de las organizaciones para garantizar y monitorear que se cumplan las leyes o normas vigentes, así como concientizar y delimitar los riesgos de los incumplimientos.

Para que exista el cumplimiento normativo dentro de la organización es necesario que haya un gobierno corporativo. Puedes encontrar en este blog más acerca de cómo organizar un gobierno corporativo, sus operaciones, sistemas, procesos y mecanismos para implementar una cultura ética y de integridad. Para el cumplimiento, toda la organización se involucra y éste puede estar a cargo de un Departamento o Comité de auditoría interna y externa, el Comité de Ética y/o un Compliance Officer que tendrá como fin velar por que no se violen las normas y leyes vigentes en todas las operaciones y áreas de la organización. 

Funciones del cumplimiento normativo

Hay tres funciones esenciales del cumplimiento normativo que es importante mostrar, estos argumentos nos ayudarán a conocer por qué es un buen negocio apostar por el compliance dentro de tu organización. Recordemos que el principal objetivo del Compliance es la eficiente operación en las relaciones con los grupos de interés, otras organizaciones dentro del mercado y dentro del marco legal de los países donde nuestras organizaciones existen. De esta manera el cumplimiento tiene estas funciones:

  1. Prevención de riesgos. Ayuda a la prevención de delitos e identificación de posibles riesgos por incumplimiento de normas internas o externas. En esta etapa hay que capacitar a los miembros de la organización en temas de ética y conducta esperada. 
  1. Detección de daños. Otra función es la detección del incumplimiento existente, la investigación y la sanción correcta y oportuna para los miembros o grupos de interés. Aquí entra el uso de la Línea Ética, el canal de escucha para identificar las infracciones legales, las deficiencias en los controles o en las capacitaciones sobre el cumplimiento y, poder así tomar decisiones sobre las medidas de remediación. 
  1. Transparencia operacional e imagen. El cumplimiento no solamente da una imagen de transparencia sino que garantiza que las operaciones sean realmente transparentes. Como consecuencia se tiene una imagen de prestigio frente a la sociedad y gobierno, además de buena reputación frente a clientes, proveedores y empleados potenciales.

Para un buen compliance

Los elementos para un buen compliance en tu organización es cumplir con los siguientes frentes:

  1. Contar con un marco normativo y reglamentario interno: Código de Ética.
  2. Definir las políticas internas. 
  3. Considerar las buenas prácticas corporativas.  
  4. Cumplir con los compromisos con clientes y proveedores.
  5. Contar con una línea ética provista por un tercero.
  6. Definir los tipos de sanciones y multas de acuerdo al tipo de incumplimiento normativo.

Sabemos que el tema del Compliance puede parecer muy complejo, pero puedes tener tranquilidad, en EthicsGlobal estamos preparados para asesorar a todas las empresas sin importar su giro, tamaño o tiempo en el mercado. El compliance es una filosofía de vida corporativa y nosotros somos expertos en ella.  

Relación entre gobierno corporativo y línea ética

El gobierno corporativo y el uso de la Línea Ética hacen buen equipo al funcionar en conjunto. El gobierno corporativo de una organización es la estructura que sirve para dirigir todo su funcionamiento; y para llevarse a cabo se compone de normas, sistemas, procesos y prácticas. Así mismo, la línea ética es uno de los grandes sistemas con los que cuenta el gobierno corporativo para implementar una cultura ética dentro de la organización. 

El gobierno corporativo tiene como objetivo que las normas, sistemas, procesos y prácticas se apliquen con las mejores prácticas corporativas y así se fortalezca la cultura ética de la organización. Hasta ahora vamos bien en la teoría pero hemos de decir que el valor agregado del gobierno corporativo se encuentra en cómo se transforman las palabras e ideas del papel, en acciones concretas.

Una línea ética funcional

Es en este punto en el que entra a la escena el papel de la Línea Ética. Como hemos mencionado anteriormente, la Línea Ética es uno de los grandes sistemas que existen dentro del gobierno corporativo para garantizar el funcionamiento ético en la organización. Recordemos que el éxito dentro de la sociedad y el mercado se ve a través de las relaciones que las organizaciones establecen con sus grupos de interés.

La función más importante de una Línea Ética es habilitar la comunicación de asuntos y situaciones que ponen en riesgo al capital humano, los resultados o rendimientos de la organización, o sus relaciones con los grupos de interés. Sabemos que es complicado mantener a toda la organización comunicada, desde el Consejo de Administración, la Asamblea de Accionistas, la Alta Dirección, los Comités de Planeación Estratégica y Auditoría, las áreas de supervisión y todos los colaboradores. 

La Línea Ética es el canal que nos permite ver y escuchar lo que sucede internamente en la organización como lo son acciones que infrinjan el Código de Ética, situaciones de dilema referentes a la conducta correcta o válida, conflictos de intereses, entre otras acciones que atenten contra la seguridad y el bienestar de la organización y sus grupos de interés. 

Por lo tanto, la Línea Ética junto con el compromiso de todos sus miembros en su uso, hace que la transparencia y la independencia sea posible, así como también se garantice el castigo a la impunidad y se empodere a los grupos menos escuchados, mismo quienes son testigos de situaciones de injusticia o acciones no éticas que manchan el prestigio, confianza y buena imagen de la organización. El sistema de la Línea Ética permite que todos los miembros sientan que son escuchados y se involucren en el mejoramiento de su entorno de trabajo.

El buen gobierno corporativo

Ya hemos visto que el gobierno corporativo mantiene su compromiso con la implementación de una cultura ética a través de la Línea Ética. Ahora, veremos tres elementos de su funcionamiento que pueden interesarte:

  1. Estructura y Compliance Officer. Se espera que la estructura del gobierno corporativo sea muy clara para sus funciones como lo son el Comité de Auditoría interna y externa, la Planeación Estratégica, la Asamblea de Accionistas, la Junta Directiva, la Alta Gerencia y el Compliance Officer encargado de que se lleven a cabo las prácticas de cumplimiento.
  1. Campañas de sensibilización ética. Las campañas de sensibilización en temas como qué hacer en caso de acoso laboral, acoso sexual o cómo identificar un fraude o un conflicto de interés, son esenciales para que todos los miembros de la organización se familiaricen con el tema y puedan identificarlo y denunciarlo cuando se presente la situación. 
  1. Códigos de ética para miembros, clientes y proveedores. Las normas y reglas éticas y de conducta nos ayudan a establecer qué comportamiento es esperado, aceptable o incorrecto en las relaciones que la organización establece entre sus colaboradores y entre todos sus grupos de interés. 

Así que ya lo sabes, un gobierno corporativo fuerte tiene diversos componentes, y uno de ellos es el uso de la Línea Ética como forma de reconocer las infracciones éticas, atender los grupos vulnerables y mejorar las áreas de operaciones, administración, finanzas, capital humano, entre las principales. En EthicsGlobal nos especializamos en la implementación de una cultura corporativa en las organizaciones de nuestros clientes. Acércate a nosotros. 

Cultura ética en las organizaciones

¿Qué es lo que caracteriza a tu organización? Piensa en tres palabras. Seguramente estas palabras son parte de la cultura e identidad corporativa de tu organización. La cultura ética es la forma de ser y comportarse que se ha establecido entre todos los miembros que integran la organización, y esta forma de ser se compone de valores y principios que en conjunto se han establecido para llegar a un objetivo.

¿Cómo puedo conocer cómo es la cultura ética de mi organización? Es muy sencillo, ya que la base de toda la cultura ética se encuentra plasmada en el Código de Ética. Este documento es muy importante para comunicar el comportamiento que se espera de cada miembro, así como para clarificar qué comportamiento no está permitido y sus respectivas sanciones. En él también encontramos los principios de la identidad corporativa. 

Una organización que carece de Código de Ética, es una organización que pone en riesgo su funcionamiento y crecimiento, ya que es como sembrar una semilla de manzana, esperando cosechar peras. O como decir que tenemos un equipo de fútbol, sin tener un nombre, colores o porra. Tener un Código de Ética y Conducta nos ayuda a clarificar la dirección y rumbo de la organización para esta generación y las posteriores. 

¿Cómo implementar una cultura ética? 

La cultura ética es verdaderamente importante, ya que refleja el compromiso de la Alta Dirección que es aceptado y asumido como responsabilidad prioritaria y al que todos los miembros acuerdan en seguir para hacer lo correcto y cumplir con los objetivos de la organización al margen de la ley. La cultura ética queda escrita en primer lugar en el Código de Ética, el cual se comunica y se reafirma con las acciones cotidianas.

Uno de los grandes errores en la implementación de una cultura ética es la incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace. No queremos enviar un mensaje contrario al decir una cosa y no hacerla, esto provocaría una confusión sobre lo que es correcto o no y lo que realmente se espera en comportamiento. Se están enviando mensajes contrarios en situaciones donde se permite la impunidad y represalias ante las denuncias, se comunica con eufemismos, o hay objetivos contrarios.

Comunicar, comunicar y seguir comunicando la cultura ética no es una tarea fácil. En un principio puede costar trabajo, pero no hay nada que sea imposible de alcanzar. La cultura se aprende y re-aprende, entre más coherente sea una organización con la ética corporativa que aspira, y más sencillos y prácticos en lenguaje sean sus valores y directrices, mayor entendimiento, comprensión y recepción habrá de parte de sus miembros.

3 claves en la ética corporativa

Hay tres elementos que ayudarán en la implementación de la ética dentro de tu organización y que son esenciales:

  1. Código de Ética y Conducta: El Código de Ética debe contener una carta de presentación de parte de la Alta Dirección con su compromiso y los objetivos del Código de Ética, así como una carta compromiso de parte de los colaboradores, proveedores y clientes.
  1. Línea Ética: A través de la Línea Ética se puede dar un mejor seguimiento a las dudas o consultas que los miembros de la organización puedan tener y por miedo a expresar, muchas veces no preguntan y se quedan con dudas sobre qué es correcto o que no lo es.
  1. Pulso ético: Evaluar y monitorear qué se está comprendiendo la cultura ética es muy importante. Los resultados de la evaluación nos indicarán si se está comunicando bien el mensaje, si se está entendiendo por cultura ética, o qué aspectos no se están comprendiendo. 

Las organizaciones que quieren mejorar conocen que es necesaria una cultura ética clara, transparente y práctica. Te invitamos a que en tu organización no se pierda el ímpetu y la visión de la organización que quieren ser y que esa visión se materialice día a día. En EthicsGlobal nos encantaría escuchar de ti y acompañarte a implementar una cultura ética de alto nivel. 

Importancia del Gobierno Corporativo en tu Organización

El gobierno corporativo abarca elementos estratégicos, de operación y gestión de la empresa que fortalece el funcionamiento de los accionistas, el Consejo de Administración, los comités y la Alta Dirección, así como su relación con proveedores, clientes y colaboradores contando siempre con la intención de ser una herramienta que genere valor sostenible y conduzca la organización al éxito.

La implementación de buenas prácticas de gobierno corporativo puede ser un importante motor para la creación de valor en las empresas, ya que aquellas compañías con sistemas sólidos de gobierno suelen dar mejores resultados financieros que sus competidores. Actualmente, la entrada de nuevos inversores y de capital extranjero es necesaria para el crecimiento de la organización y la generación de nuevos empleos. Por eso, los mecanismos para aumentar la transparencia sobre los procesos internos y órganos de gobierno de las compañías son más importantes que nunca.

La Clave del éxito

Como ocurre con muchos otros aspectos del mundo empresarial, las prácticas de gobierno corporativo no deben ajustarse a un único patrón. Aunque sí se comparte un objetivo común, el cual es establecer acuerdos que eviten conflictos internos, garantizando así que la información de la empresa se presente de forma honesta y transparente. En este sentido, las claves para conseguir una buena gestión del gobierno corporativo son:

  • Analizar el posicionamiento corporativo: Realizar un diagnóstico de la situación actual de la empresa es fundamental. Esto contribuye a identificar las áreas de oportunidad y aumentar el valor y sostenibilidad de la compañía.
  • Medir la efectividad de los sistemas de control interno: Deben estar alineados con las principales normas y estándares de actuación en materia de cumplimiento normativo y control basados en: prevenir, detectar y responder a posibles amenazas.
  • Mejorar el reporting corporativo: Se considera que el reporting corporativo debe aportar información de tendencia, así como incorporar la inversión en big data, cloud computing y herramientas de visualización de datos como tecnologías prioritarias.
  • Mejorar la seguridad y protección del consejero ante diligencias: Diversas leyes han dotado de mayor transparencia a la actividad profesional de los consejeros, ampliando las responsabilidades exigidas y los riesgos a los que se exponen.
  • Evaluar el cumplimiento de los objetivos del Consejo: En este proceso, es importante considerar todos los elementos de la cadena de valor del Consejo, las buenas prácticas en esta materia y las expectativas de los stakeholders.
  • Asegurar el cumplimiento de los requisitos en fiscalidad. El Consejo debe decidir una estrategia fiscal que responda a los requerimientos de información de las autoridades.
  • Apoyar la creación de estándares internacionales. La estandarización de las normas del gobierno corporativo se realizan con el fin de mejorar la eficiencia, estimular y facilitar las inversiones en el extranjero y no repercutir en pérdidas de recursos. 

En EthicsGlobal creemos que la transparencia garantiza una óptima difusión de todos los asuntos relativos a la empresa, incluyendo su situación financiera, su rendimiento y la estructura de gobierno. Con la aplicación de un buen código de gobierno corporativo llevado a cabo por un buen líder, la confiabilidad y seguridad harán que tu empresa sea una organización de reconocimiento, prolongando su éxito a lo largo del tiempo, mejorando la imagen de marca y el acceso a mercados extranjeros.

Gobierno Corporativo

El gobierno corporativo es un conjunto de normas, procesos y prácticas que se aplican para controlar y dirigir el funcionamiento de una organización. En el gobierno corporativo se tienen que establecer una serie de regulaciones las cuales representan un orden, principalmente las relaciones que se entablan entre la alta gerencia, la junta directiva y los accionistas de una empresa. Además, regulan las relaciones entre la empresa y los grupos de interés que apoyan la operación de la organización, como los clientes, los proveedores y colaboradores.

Principios básicos 

1. Responsabilidad

El gobierno corporativo permite identificar claramente a todos los miembros involucrados dentro de la organización y las responsabilidades que asume cada uno. Lo que hace que toda la estructura empresarial trabaje con un mayor grado de responsabilidad.

2. Independencia

El gobierno corporativo logra que las decisiones y acciones que tome cada miembro de la organización se realicen de forma imparcial, objetiva y totalmente independiente de la opinión o juicio de cualquier otro miembro del consejo. Lo que hace que las acciones y decisiones no se encuentren afectadas por procesos de corrupción.

3. Transparencia

La forma en la que opera el gobierno corporativo obliga a que sus miembros presenten sus informes en el tiempo oportuno y con datos exactos que reflejen la situación real de la empresa. Sobre todo, cuando se trata de información financiera, debido a que los directivos son responsables de informar a los accionistas sobre la manera de cómo se están utilizando los recursos de la empresa y de dónde se están obteniendo.

Sobre Beneficios

Los beneficios que se obtienen al aplicar las buenas prácticas del gobierno corporativo son:

  • Promueve la confianza entre los inversionistas: Se reduce el riesgo de que los administradores o socios mayoritarios actúen de forma inadecuada. Tanto en situaciones ordinarias como extraordinarias en el desempeño de la empresa.
  • Se mejora la relación de todos los miembros involucrados en la organización: Al contar con información que resulta oportuna y suficiente para saber la situación de la empresa.
  • Mejora el proceso de la toma de decisiones y el control de la empresa: Esto hace que la empresa se vuelva más productiva y competitiva.

En EthicsGlobal creemos que toda empresa puede beneficiarse con el buen uso y manejo del gobierno corporativo, porque esto ayuda a que la empresa funcione mejor y que la toma de decisiones se realice de forma más ágil y adecuada, permitiendo que el proceso administrativo se realice de manera más efectiva.

Ética Corporativa en el mundo

La ética en los negocios es una disciplina nueva que ha ido tomando fuerza en los últimos años alrededor del mundo, pero es un tema del cual se ha debatido desde la antigüedad, donde la avaricia y la codicia del hombre de negocios siempre fue vista con malos ojos. A esa época se remonta la idea de que los negocios son amorales. 

No obstante, desde mediados del siglo XX diversos autores han advertido sobre el rápido deterioro de la moral económica, visible en el aumento de personas que violan las leyes, engañan al consumidor, contaminan el ambiente, roban a los accionistas, hacen trampas contables, omiten pagar derechos de autor, utilizan mano de obra infantil y/o arriesgan la salud de sus empleados usando sustancias tóxicas en la elaboración de sus productos. Dichos autores han señalado que “como causa de estos comportamientos oportunistas se ha producido el divorcio de la ética y los negocios” (Fernández, 1993). 

Esta idea se reafirmó por la opinión pública el 26 de mayo de 2006, cuando un jurado de 12 personas declaró a Kenneth Lay (fundador de Enron), una de las mayores corporaciones de Estados Unidos y del mundo, culpable de seis cargos de conspiración, fraude y maniobras financieras para ocultar las pérdidas y exagerar los beneficios de su empresa. Las mentiras de Kenneth Lay provocaron pérdidas a sus inversionistas por más de  1,200 millones de dólares. El colapso de Enron, el mayor en la historia corporativa de Estados Unidos, fue el primero de una serie de escándalos empresariales a nivel internacional. 

Por extraño que parezca, el movimiento de la ética en los negocios no se presenta como una respuesta a la mala fama de los corporativos. La renovada conciencia ética del mundo de los negocios se apoya en el argumento de que la falta de ética provoca pérdidas a las empresas y a los mercados globales. Se dice que “una actuación deshonesta puede afectar negativamente los resultados financieros de las empresas» (López, 2007) y “que la corrupción de un país desalienta la inversión” (Murray, 2002).

Publicada por la Iniciativa de Ética y Cumplimiento (ECI), la Encuesta de ética empresarial global de 2019 encuestó a más de 18.000 empleados en 18 países sobre los diferentes tipos de mala conducta que observaron en el lugar de trabajo. El treinta por ciento de los empleados encuestados dijeron que habían observado mala conducta, y el 21% dijo que habían observado conductas que clasificarían como abusivas, intimidantes o creando un ambiente de trabajo hostil. El 75% de los empleados dijeron que informaron la mala conducta que observaron. 

En EthicsGlobal creemos que la ética es un buen negocio, ya que invertir en ética puede ser una de las decisiones más acertadas de la empresa, debido a que la ética eleva las ventas y mejora la imagen corporativa, previene y evita pérdidas económicas relacionadas a actos ilícitos, así como también genera confianza, fortaleciendo la lealtad y compromiso de sus colaboradores hacia la organización.

Por qué tercerizar la línea ética

Los canales de denuncia en las empresas suponen grandes esfuerzos y disposición por parte de las altas gerencias en la búsqueda de una cultura que se encuentre en contra de la corrupción y pueda luchar contra ella desde sus diferentes ámbitos. 

Las líneas éticas son una gran herramienta para las empresas en cuanto al control y cumplimiento de lo ordenado por las normativas, además de aportar una forma segura para evitar que se presenten actos de corrupción que puedan afectar las finanzas de estas. Aun así, un mal manejo de estos canales de denuncia, así como realizar el servicio de manera interna  puede terminar siendo una actividad infructuosa por diferentes motivos.

1) Desconocimiento del objetivo y finalidad de la línea ética.

Los canales de denuncia dentro de una empresa son de gran ayuda, pero cuando a estos no se les da la importancia debida y/o no tienen la suficiente comunicación entre los miembros de la organización, no representarán los resultados que se esperan de la misma. Es muy importante que las compañías cumplan con procesos de comunicación internos para que todas las personas conozcan cuál es su objetivo, la manera de informar algo sospechoso y las investigaciones que estos datos deben generar para contrarrestar los hechos delictivos. 

Por esta razón, el desconocimiento sobre lo que implica la línea en una compañía es una problemática que se debe contemplar para su correcto funcionamiento, cuando las comunicaciones son efectivas desde los departamentos involucrados a toda la compañía, se mejora la comprensión del tema y se invita al uso de esta al momento de presentarse algún tipo de acción sospechosa.

2) Miedo a las consecuencias.

La mayoría de las personas tenemos conocimiento de causa sobre lo que implica el realizar una denuncia de alguna conducta indebida,  el miedo que se puede presentar por reportar información que va a generar una investigación sobre acciones dentro de una empresa se agrava cuando el sistema se gestiona de manera interna. 

Este miedo se identifica principalmente en el momento que una persona, se encuentre vinculada a la compañía y no haga uso de la línea ética porque la información que pueda ser entregada afecte a su persona o una persona en específico, ya que, llegado el caso, éste empleado o tercero pueda tomar represalias al momento de reconocer quien aportó los datos para investigar la conducta indebida y más aún si el sistema de denuncias es gestionado por la misma compañía.

Por este motivo, la seguridad, objetividad y responsabilidad del manejo de la información en la línea ética es indispensable para exponer la imagen de confiabilidad que necesariamente requiere, siendo de gran importancia el definir un tercero como canal de la denuncia para establecer la objetividad y la no filtración de la información. Por último, los miembros del equipo del área de cumplimiento deben comprender la responsabilidad que tienen con esta información y ser lo más éticos y profesionales para ejercer sus funciones.

3) Desconfianza en los resultados.

Ligado al punto anterior se encuentra la desconfianza hacia el canal de denuncia, el miedo puede afectar el proceso de denuncia al igual que la falta de confianza sobre los resultados que deben presentar las investigaciones que se lleven a cabo, aclarando que no se trata de que toda denuncia debe necesariamente terminar en una sanción, pues la verificación de los hechos dará las razones necesarias para continuar. Llegado el caso en el que se reporte alguna situación y esta sea verídica pero no se tomen las acciones correspondientes, plantea desconfianza en las funciones del área de control y cumplimiento, afectando la imagen y procesos de la organización. 

En EthicsGlobal creemos que la solución a esta problemática se encuentra contenida en la objetividad del manejo de la información y los resultados que se logren a raíz de las investigaciones, una constante capacitación y formación de las personas que son parte del área encargada para que las acciones que tome la empresa como organización cumplan con los estándares y normas de cumplimiento, así como tercerizar el sistema para que la información no sea empleada como medio para exponer, difamar o tomar represalias hacia alguien en específico.