Ética de Negocios

La ética es un valor que debe estar presente en nuestro día a día y por supuesto, también en los negocios. Marcar la dirección de nuestro comportamiento es un principio básico que las empresas tienen que asumir y deben impulsar un comportamiento ético entre sus colaboradores que favorezca la interrelación entre personas, compañía y sociedad.

La ética en los negocios se basa en una serie de reglas escritas sobre los principios que rigen las acciones y la toma de decisiones de una organización. La ética viene de una rama de la filosofía que ve los valores humanos en relación con su conducta a lo bueno o malo, lo correcto e incorrecto. En el mundo de los negocios, esta ideología asegura mejores empleados y más inversiones.

Cuestión de principios

La ética es un principio moral totalmente relacionado a cualquier actividad humana. Casi se podría decir que sin ética no se podría vivir, aunque la realidad en la que vivimos día con día, desgraciadamente, nos muestra todo lo contrario.

No hay más que leer los periódicos o ver las noticias en la televisión para constatar que el ser humano se ha olvidado de tener una ética íntegra como principal eje de actuación. El negocio como tal, consiste en cualquier tipo de transacción económica entre un cliente o empleado con cualquier proveedor. Cuando hay dinero de por medio, muchos aplican el principio de “todo se vale”, una actitud que va en contra de cualquier principio moral y ético.

¿Cómo se hace?

La ética en los negocios es un punto básico que desde el Área de Gestión del Talento de las empresas se puede impulsar a través de la trasmisión de valores dentro de la compañía. Otro elemento que podemos impulsar es desarrollar en la organización un Código Ético que dé visión sobre aquellos comportamientos por los que se deben de regir las personas.

Existen varias acciones para implementar correctamente la ética en los negocios. Algunas de ellas son:

  • El establecimiento de unos criterios de «Buen Gobierno» a desarrollar por y entre el propio Consejo de Administración en las grandes corporaciones. 
  • La implementación de la figura del «Legal Compliance Officer».
  • La redacción de un buen Código de Conducta bien comunicado a todos los empleados y firmado por todos y cada uno de ellos.

Vivimos en tiempos de incertidumbre y ahora más que nunca se hace muy necesaria la ética en profesionales, ejecutivos y emprendedores. Muchas de las grandes empresas mundiales ya no discuten la importancia de la ética en sus organizaciones,  más bien, buscan la forma de aplicarla. Claramente, la ética es una disciplina de Management y una habilidad clave para la próxima generación de líderes.

En EthicsGlobal creemos que es muy importante aplicar la ética en cada una de las acciones realizadas dentro y fuera de la empresa; la ética dentro de los negocios se ha vuelto un factor fundamental en la actualidad para que una organización funcione y prospere dentro del mercado. Si quieres conocer cómo ejecutar de la mejor manera la ética en tu organización, acércate a EthicsGlobal.

Gestiona con Ética

La ética, la integridad y la transparencia son temas relevantes y de gran importancia en la agenda global; especialmente en tiempos de crisis sanitaria, la revolución digital y el quiebre de muchas organizaciones, que ha llevado a implementar nuevas dinámicas de trabajo y prácticas corporativas en recursos humanos, en el compromiso ambiental y social. 

¿Por qué gestionar con ética? Más del 90% de los fracasos en las organizaciones se deben a una gestión incorrecta, específicamente en la toma de decisiones inoportuna. La ética brinda la seguridad que necesitamos en momentos de incertidumbre y clarifica el camino para tomar las mejores decisiones a la par que refuerza la visión de la organización. 

En un verdadero liderazgo ético, la ética no es un slogan en una declaración enmarcada o una buena estrategia de publicidad para atraer a clientes; más bien, la ética se reconoce fácilmente en las medidas y estrategias, comportamientos y acciones que mejoran la productividad y competitividad a la par que consideran los valores humanos, sociales, ambientales y económicos.

Lo que toda Gestión Ética tiene

Las acciones anti-éticas operan de manera sutil y suelen ser casi invisibles pero son detectables cuando existe un Plan estratégico organizacional y un fuerte compromiso de parte de todos los miembros de la organización por construir una cultura ética. 

  1. Compromiso.

El compromiso de los directores y de cada empleado con miras al crecimiento de la organización a través de una ética que beneficie a todos sus miembros y grupos de interés, considere su dignidad, equidad e igualdad. Esto es visible en la protección de la información, en el correcto uso de la autoridad, y en la cero tolerancia a acciones anti-éticas.

  1. Comunicación.

La mejor comunicación es la que se da a través del diálogo transparente. Para ello, es importante habilitar canales de comunicación interna, cortar con los procesos burocráticos que entorpecen la comunicación y la efectiva gestión. Es preferible una administración que esté abierta a escuchar y a dar solución a los problemas. 

  1. Código de Ética.

Si los miembros de una organización no conocen el Código de Ética de la misma, no se puede esperar que presenten un buen comportamiento. En cambio cuando el Código de Ética es conocido, se puede esperar una mayor colaboración y compromiso al cumplimiento normativo.

  1. Plan y estructura de negocio.

El Plan estratégico de negocio, debe contemplar las directrices éticas de la Alta Dirección, en conjunto con el Consejo Administrativo, de manera que la organización se dirija a una meta en común y conozca claramente los roles y objetivos de cada miembro, así como las buenas prácticas. La unión de fuerzas lleva al éxito seguro.

  1. Línea Ética.

La Línea Ética es la herramienta para detectar conductas inapropiadas en el ambiente laboral, identificar oportunamente los fraudes y conocer descontentos o inquietudes de los miembros y grupos de interés (stakeholders) y gestionarlas con la mejor atención. Esto representa una oportunidad enorme de crecimiento y mejora para las organizaciones. 

  1. Contabilidad.

La mayoría de los fraudes y corrupción tiene que ver con el área financiera, por lo que la asesoría y auditoría externas representan la herramienta correcta para mitigar las pérdidas, fugas o desvíos de recursos financieros. 

  1. Evaluación.

Un Plan Estratégico que se respete tiene un plan de evaluación continua para mejorar y fortalecer las áreas débiles en las prácticas y hábitos corporativos. A partir de la evaluación puntual es posible planificar mejor para un futuro próximo de acuerdo a las necesidades de nuestras organizaciones.  

Globalmente, se han incrementado las organizaciones que consideran voluntariamente contar con un Sistema de Gestión Ética. Con más de 19 años en el mercado, conocemos a profundidad las malas prácticas que afectan significativamente a las organizaciones, así como las mejores prácticas que llevan a tu organización al éxito. Acércate a nosotros y consulta cómo puedes llevar a tu organización a tener una Gestión Ética de excelencia.

Estrategias para Negocios Éticos

La ética adoptada por una empresa es parte esencial de la filosofía del negocio y de la estrategia. En el ámbito de los negocios y todavía más en el contexto actual, el cambio es una dinámica constante que muestra la necesidad de adaptación de un negocio para optimizar sus posibilidades de éxito a partir de sus circunstancias.

La ética en la empresa depende en gran medida de cómo actúan sus directivos, ser ético en la empresa no es fácil. Esto se debe, en su opinión, a la naturaleza del trabajo y a que, en muchos casos, la ética no se considera una cuestión relevante en los negocios.

Ambiente Sano

En un entorno cambiante, sería un caos trabajar si no fuese posible encontrar una base sólida que permanece. La ética cumple precisamente esta función de permanencia en las distintas etapas de un proyecto e integra los valores que definen a una institución, esto crea un marco de referencia atemporal. Esta es una de las características esenciales para saber qué es ético: aquello que está bien siempre será correcto. Concretar las bases de la ética ayuda a una empresa a seguir siendo fiel a su vocación inicial, una vez que el negocio se ha consolidado en el mercado.

La ética en una organización también es determinante en momentos de dificultad. Por ejemplo, ante un despido laboral. Lo que diferencia aquella empresa virtuosa de aquella que no lo es, es su modo de hacer las cosas a través de acciones que inspiran verdad y bondad. Es decir, la conducta honesta de sus directivos.

El valor de la experiencia es positivo en este contexto, ya que cualquier institución también aprende a partir de sus propios errores, al realizar autocrítica. Una ética de la virtud que eleva el salario emocional de los trabajadores, que se sienten bien, al formar parte de un sistema en el que el principio de honestidad es real.

Construyendo el ambiente ético

Para poder crear una estrategia ética dentro de una organización se deben seguir cuatro importantes pasos:

  • Definir los valores

¿Qué quieres transmitirle a tu organización? Y no solamente en la organización, sino fuera de ella; como quieres ser percibido por tus proveedores, clientes, y tú competencia.

  • Transformar los valores en un Código de Ética

El Código de Ética va a ser la pauta para indicar específicamente qué esperar de cada uno de los colaboradores. No es un reglamento de trabajo, ya que éste lleva más a condiciones de tipo laboral. 

  • Comunicación

No solo basta con tener el código, también se tiene que comunicar, y para eso es necesario implementar una estrategia de comunicación. El documento puede estar muy bonito y bien redactado, pero no servirá de nada si el empleado no entiende e interpreta cada uno de los lineamientos que marca dicho código.

  • Crear un Comité de Ética

Un Comité de Ética te va a ayudar mucho a definir y permear dichos valores. Un comité no como un órgano sancionador, sino como el oficial de ética, que te ayude a interpretar que sí y que no está permitido dentro de la organización, así como identificar las ausencias en cuanto a temas de capacitación, inducción, evaluaciones, y modelos de competencias.

Una correcta elección de valores, así como su implementación interna a través de estrategias de comunicación e integración, no sólo te permitirá crear una relación más cercana con los empleados, sino que resultará atractiva para tus clientes.

En EthicsGlobal creemos que para lograr implementar un Código de Ética funcional dentro de una organización, es necesario que haya una amplia comunicación interna que vaya de la mano en la práctica activa de los valores y/o principios establecidos por la empresa de parte de todos sus colaboradores. Si quieres conocer más sobre cómo llevar a cabo dichas prácticas y hacer crecer tu organización, acércate a EthicsGlobal.

Sí es posible que tengas negocios éticos

El éxito y permanencia de las organizaciones y sus negocios es posible gracias a la ética y cumplimiento normativo en el Gobierno Corporativo. Los negocios ya no se pueden sostener a través de las malas prácticas en una sociedad con consumidores que cada vez son más exigentes en la calidad de las prácticas corporativas. 

La ética no es una limitante para el crecimiento económico sino que más bien, es una aliada para el desarrollo y sustentabilidad de la organización; ya que demuestra que ésta tiene una preocupación auténtica y se involucra de manera proactiva y responsable en las mejores prácticas corporativas. Por lo tanto, la ética brinda a la organización un valor añadido que no se puede comprar.  

Si de herramientas hablamos, la ética es la mejor para brindar confianza en la organización, en sus miembros y en el producto o servicio que se otorga. Este tema es tan importante que a nivel global, organismos internacionales han emitido regulaciones y recomendaciones para la aplicación de la ética y el cumplimiento normativo para las corporaciones y organizaciones sin hacer distinción en su tamaño, área y giro. 

De igual forma, los consumidores (especialmente el sector de los Millennials y Centennials), buscan y priorizan su consumo en organizaciones que sean reconocidas por su ética y responsabilidad social. Los usuarios, colaboradores y socios buscan que las organizaciones sean sensibles, tengan un sentido más humano, y muestren interés más genuino en ellos y no solamente en las ganancias económicas. 

Es cuestión de cultura

Stephen R. Covey dice: “siembra un pensamiento, cosecha una acción; siembra una acción, cosecha un hábito. Siembra un hábito, cosecha un carácter; siembra un carácter, cosecha un destino”. Por lo tanto, las malas prácticas que son parte de la cultura corporativa cotidiana, tarde o temprano terminan mermando las organizaciones, llevándolas a la ruina y trayéndoles una mala reputación social; combatirlas es cuestión de una transformación de hábitos.

Ser ético y ser exitoso no es una contradicción, más bien es una causa-consecuencia. La ética es una guía para el rendimiento colectivo en una organización. ¿Cómo es posible? Porque la ética son aquellos principios que rigen la toma de decisiones en libertad y de manera responsable. Esto es posible si se trabaja intencionalmente en el cambio de mentalidad acerca del crecimiento de las organizaciones. 

Desarrollar una cultura ética requiere de cuidado y constancia, además de un plan estratégico y transparente que llame a la acción, con plan de auditoría externa y un Sistema de Denuncias que brinde confianza entre los miembros de toda la organización para reportar acciones anti-éticas y éstas sean atendidas en tiempo y forma. 

Ser es hacer

La cultura ética corporativa funciona bajo la lógica que el bien colectivo, producirá una satisfacción personal y que la fortaleza interna se refleja en fortaleza en el mercado. Por eso, la ética comienza por acciones individuales en conjunto. El Instituto Ethisphere, líder en la evaluación ética de las empresas, presentó los elementos para evaluar a “Las empresas más éticas del mundo 2021”, la cual es:

  • Cumplimiento normativo.
  • Responsabilidad social.
  • Cultura ética.
  • Gobierno corporativo.
  • Y liderazgo, innovación y reputación.

A través de la atención de estas áreas en la organización, se garantiza el comportamiento ético en los negocios. EthicsGlobal es una organización que brinda servicios de asesoría en temas de Compliance y Ética laboral. Contamos con un Sistema de Denuncias Integral 360 que se personaliza de acuerdo a las características de tu organización y cuida todos los aspectos en Línea Ética. Somos lo que buscas para el cumplimiento ético, cuenta con nosotros.

Nunca es tarde para iniciar el camino del cumplimiento

El cumplimiento de la empresa se expande a los múltiples negocios y unidades organizacionales, facilitado por las personas, los procesos y la tecnología. Siendo visto como el objetivo para las organizaciones que buscan actuar de una manera ética y mantener bajo control el riesgo de cumplimiento. 

La meta es crear un  modelo integrado de cumplimiento a través de toda la organización que ayude a asegurar que la ética está siendo seguida en cada nivel, siendo éste el enfoque que los ejecutivos principales y los miembros de la junta deben tener.

¿Cómo se hace?

El cumplimiento efectivo no sólo se refleja en la capacidad de la organización para verificar de manera eficiente todas las casillas, se refleja en la disposición de los empleados para hacer las cosas correctas. Crear esta cultura de cumplimiento es el resultado de integrar de forma adecuada todos los componentes centrales para llevar a cabo un cumplimiento íntegro dentro de la organización.

En los últimos años, se ha consolidado la figura del “Compliance Officer” como el profesional que se encarga de hacer que dentro de una empresa u organización, se cumplan todas las exigencias legales. Este cumplimiento hace referencia a toda la normativa que afecta a la organización, como la Ley de Protección de Datos, los aspectos fiscales, etc. Pero también se refiere al cumplimiento de los propios Códigos Éticos o normas internas de funcionamiento establecidos en la empresa.

Medidas a seguir

Para llevar a cabo la implantación de una actividad de cumplimiento dentro de la organización, es necesario que se adopte una serie demedidas, que a continuación se describen:

  • Detección:

El primer paso es la detección de qué riesgos van a afectar a la empresa y hay que valorar la gravedad que contienen estos riesgos y qué probabilidad existe de que se produzcan.

  • Acciones de prevención:

Identificados los riesgos, es necesario definir procesos para controlarlos y evitar que se produzcan situaciones de incumplimiento.

  • Seguimiento y monitorización:

Es necesario llevar a cabo un seguimiento de los controles establecidos para asegurar que se produce un cumplimiento de todas las normativas. Por lo tanto, se deben realizar auditorías con cierta periodicidad, que ayuden a conocer cómo están evolucionando estos riesgos.

  • Solución a incidencias:

Se deben instrumentar los mecanismos para resolver cualquier incidencia que pueda surgir ligada al incumplimiento normativo.

  • Consultoría y asesoramiento:

Un paso muy importante en este proceso es la información a todos los niveles de la organización. El primer paso para que tanto trabajadores como directivos puedan cumplir con toda la normativa es conocer las medidas que deben adoptar y qué actuaciones no pueden llevar a cabo.

Tal y como ocurre con cualquier riesgo, en lo que respecta al cumplimiento, son a menudo los problemas nuevos no anticipados los que presentan los mayores desafíos. Pero el hecho de que nadie lo viera venir no significa que alguien no podría haberlo visto. Muy a menudo, los esfuerzos de cumplimiento están centrados en el estado estable de los negocios.

La buena noticia es que no es tan difícil como antes mantenerse a la cabeza de las tendencias emergentes relacionadas con el cumplimiento, dado el creciente número de herramientas y tecnologías hoy disponibles. Ellas pueden señalar los riesgos críticos actuales y ayudar a identificar los cambios futuros antes de que impacten el negocio. Por supuesto, la sola tecnología nunca es suficiente, con las personas correctas y los procesos correctos en funcionamiento puede ser más fácil determinar de manera consistente qué buscar, dónde buscarlo, y cómo abordarlo.

En EthicsGlobal confiamos en que la buena implementación de estos procesos llevan a toda organización hacia un camino mucho más claro y efectivo en cuanto a términos de cumplimiento se refiere. Si quieres saber más sobre cómo efectuar de manera correcta  el cumplimiento de las normas  dentro de tu organización, acércate a EthicsGlobal.

Línea de Denuncia en tu organización, ¿qué ganarás?

Las Líneas Éticas y los Sistemas de Denuncia son el mecanismo que las organizaciones usan para mitigar riesgos, detectar anomalías y delitos, así como la protección de la información y el mejoramiento del ambiente laboral. Sin duda hay más pros que contras en cuanto a la denuncia, simplemente este concepto ha llegado para quedarse para ser uno de los pilares del crecimiento del Gobierno Corporativo en las organizaciones.

De acuerdo a cifras que KPMG International publicó en 2016, el 44% de los fraudes se detecta a través de las denuncias en la Línea Ética y el 22% se descubren a través de las revisiones periódicas por parte de los comités de ética. Se espera que estas cifras reveladoras no sean definitivas, sino que crezca en porcentaje al incluir un Sistema de Denuncias a la cultura corporativa. 

Todos para uno y uno para todos

¿Pero además de evitar riesgos de fraude y corrupción, cuál es el beneficio de la denuncia? A nivel interno podemos hablar de los fuertes lazos de confianza laboral en la organización. Es más fácil que los miembros que se sientan inspirados por su organización, se apropien y se identifiquen con sus valores y ética. Como consecuencia hay un crecimiento económico y de productividad.

Al reforzar las Líneas de Denuncia y la cultura ética de levantar la voz ante irregularidades y malas prácticas sin miedo a represalias u otro tipo de venganza, aseguramos el crecimiento de la organización. Al exponer las áreas de riesgo y oportunidad podemos conocer el pulso de la conducta organizacional. Este beneficio se potencializa si se abre a clientes, proveedores y otras partes interesadas.

Recordemos que si crece la organización desde su interior, estamos aportando para su crecimiento hacia el exterior. A través del cumplimiento normativo y la implementación de una línea de denuncia se reducen o reparan los daños reputacionales ante los colaboradores, clientes y socios comerciales. Consecuentemente la buena imagen de la organización atraerá a grupos interesados y potenciales clientes que quieran asociarse a ella. 

La importancia de un referi

Si denunciar representa ya una ventaja competitiva, los beneficios son aún mayores cuando se trata de un tercero quien se encarga del Sistema de Denuncias. No solamente son necesarias la denuncia, la transparencia y la honestidad, sino también un componente clave: la imparcialidad. 

Un tercero como gestor del Sistema de Denuncias ayuda a la imparcialidad de la administración y el tratamiento de los casos, así como la protección de la información del informante y los casos dentro de la organización (ya sea en anonimato y/o confidencialidad), permitiendo una mejor comunicación y confianza entre la alta dirección y el conjunto del equipo.

Al contar con un tercero que trabaja mano a mano con nuestra organización en el Sistema de Denuncias garantizamos: 

  1. Anonimato, confidencialidad y/o protección de datos.
  2. Confianza en cada miembro frente al miedo a las represalias.
  3. Asesoría profesional en materia de ética.
  4. Seguridad en denunciar a los directivos que infrinjan la normatividad.
  5. Consultoría en los procesos de denuncia y la promoción de una cultura ética.

EthicsGlobal es la organización que funge como tercero en la gestión de tu Sistema de Denuncias. Con más de 19 años en el mercado somos pioneros en el tema de Cumplimiento normativo. Durante este tiempo nos hemos dedicado a desarrollar un sistema integral y plataforma de integridad que promueve la cultura de denuncia. 

Te invitamos a conocer nuestros servicios personalizados a las necesidades de tu organización, nos encantaría conocerlas y ver su crecimiento saludable.

¿Por qué debería importar la ética en tu empresa?

La ética empresarial tiene una influencia significativa en el mundo corporativo. No solo cambia la forma en que las empresas operan día con día, sino que también influye en la legislación sobre la regulación corporativa.

Muchas empresas aprovechan la ética empresarial no solo para mantenerse íntegras desde una perspectiva legal, sino también para impulsar su imagen pública. La cual infunde y garantiza la confianza entre los consumidores y las empresas que los atienden.

Adaptándose a la situación

Las personas en su vida diaria se enfrentan a una serie de escenarios y circunstancias (tanto en el ámbito personal como en el profesional); que requieren de una sólida formación en valores que les permita enfrentar la toma de decisiones y problemas éticos, de manera ordenada y equilibrada. En múltiples ocasiones, para las organizaciones y sus colaboradores, actuar éticamente representa la diferencia entre alcanzar el éxito o llegar a un inminente fracaso.

Las empresas que adoptan una cultura de ética en todas sus operaciones y de veracidad y transparencia en su información financiera tienen una ventaja competitiva muy importante: credibilidad y confianza pública, y la fidelidad de todos sus colaboradores.

Rumbo al éxito

La ética empresarial como campo de estudio es increíblemente diversa, pero muchos conceptos se pueden dividir en unos pocos principios básicos. Toda empresa debe esforzarse por seguir estas pautas en la búsqueda del éxito:

  • Integridad

Lograr confiabilidad generalmente implica ser transparente y honesto en todas las acciones y comunicaciones. Ser confiable puede tener un impacto positivo tanto interna como externamente. Los consumidores aprecian la apertura, ya que les proporciona información sobre cómo opera un negocio y conceptualiza el trabajo que realizan. Los empleados también aprecian esta calidad en un negocio para el que trabajan.

  • Respeto

Mostrar respeto por los empleados y clientes implica cumplir todas las promesas y ofrecer disculpas sinceras y una compensación adecuada si algo no se cumple. En cambio, mostrar una falta de respeto disuadirá a los clientes de comprometerse con un negocio y reducirá su reputación, también hará un daño significativo a la moral de los empleados y aumentará la rotación.

  • Justicia

Tratar a los clientes y empleados con un sentido de equidad y justicia es un tipo de ética clave. Los comportamientos manipuladores no sólo no son éticos, sino que también son inútiles, y la principal prioridad de cualquier negocio debe ser ser útil para sus clientes y empleados, también es importante tratar a todas las personas por igual.

  • Cuidado

Las empresas, al final del día, están compuestas por seres humanos. Hay seres humanos que consumen bienes o servicios de la empresa, y luego hay seres humanos que trabajan para producir esos bienes o servicios. Estar abierto a sus luchas y llegar a la mesa con soluciones mostrará empatía, una herramienta valiosa para cualquier empresa. Mostrar una sensación de cuidado y mantener las líneas de comunicación no es sólo lo ético, sino que también puede impulsar las percepciones internas y externas de la organización.

Cuando se trata de prevenir comportamientos poco éticos y reparar sus efectos secundarios negativos, las empresas suelen recurrir a los gerentes y empleados para informar cualquier incidencia que observen o experimenten. Sin embargo, las barreras dentro de la cultura de la empresa en sí (como el miedo a las represalias por informar la mala conducta) pueden evitar que esto suceda.

De hecho, el miedo a las represalias es una de las principales razones por las que los empleados no informan de un comportamiento poco ético en el lugar de trabajo. Las compañías deberían trabajar para mejorar su cultura corporativa al reforzar la idea de que reportar sospechas de mala conducta es beneficioso para la compañía y reconocer y recompensar el coraje del empleado para hacer el informe.

En EthicsGlobal creemos firmemente que el disponer de un código de ética empresarial ayudará a tu empresa a generar mayor reputación social y mayor confianza, tanto entre tus empleados como entre tus clientes. Si quieres conocer más sobre cómo mejorar la imagen de tu organización mediante el uso correcto de un código de ética acércate a EthicsGlobal.

La corrupción no son sólo sobornos

¿Alguna vez nos hemos imaginado una realidad donde la corrupción sea penalizada? ¿Cómo sería nuestro país, la sociedad y nuestra economía? Pareciera que esta realidad es utópica o parte de nuestra imaginación puesto que en la mayoría de nuestros países la corrupción es un problema sistémico con afectaciones a gran escala y no solamente una situación ordinaria y aislada, como lo es un “simple soborno” o “una mordidita”. 

Una enfermedad pandémica

Como analogía podríamos decir que la corrupción es como la enfermedad por COVID-19, afecta a todos de distintas maneras y es mortal para las sociedades, su desarrollo, su política y economía. Al afectar ciertas áreas en todo el sistema, otras minimizan su rendimiento o incluso pierden su funcionamiento. Reconocemos la nocividad de la enfermedad pero, ¿será que preferimos tolerar o ignorar estos síntomas que eventualmente traerán sus consecuencias, muchas de ellas terminales? 

La corrupción es un fenómeno difícil de definir, ya que no tiene una forma de operar generalizada, ésta se presenta en diversas situaciones, con implicados directos e indirectos y con características conductuales particulares en cada caso, es por eso que no se puede definir solamente como soborno. María Amparo Casar, autora de: México, Anatomía de la Corrupción (2016) define la corrupción como “el abuso de cualquier posición de poder, pública o privada, con el fin de generar un beneficio indebido a costa del bienestar colectivo o individual”.

Por su complejidad, no hay una clasificación única sobre la corrupción, sin embargo se suman esfuerzos nacionales, internacionales y no gubernamentales para combatirla. Se ha demostrado que la asignación gubernamental de presupuesto no es una medida suficiente, se trata de principios éticos dentro de la cultura organizacional pública y privada que influyan en la ética social. En este sentido las organizaciones son los actores primarios y más importantes. 

El corrupcionario

Para hacer frente a la corrupción desde dentro de nuestras organizaciones, es necesario reconocer las conductas que la propician, localizar dónde y cómo se dan las situaciones, sus causas y mecanismos, al igual que exhibir sus efectos y hacer efectivas las sanciones. Una persona corrupta no sólo es quien ofrece sobornos, manda instrucciones para maquillar información o cobra por favores ilícitos, sino aquellos que reciben ganancias, autorizan información ilícita a cambio de beneficios o son testigos que no reportan la situación, volviéndose así cómplices.

La corrupción se puede clasificar por ámbitos administrativos, políticos, privados y judiciales; y nombrarse también como esta lista que presentamos a continuación con base en los Glosarios de la Corrupción propuestos por de Transparencia Internacional y por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad: 

  • Abuso de poder. Tiene lugar cuando un dirigente, un superior o una autoridad se aprovecha de su cargo y de sus atribuciones frente a alguien que está ubicado en una situación de dependencia o subordinación.
  • Clientelismo / favoritismo / nepotismo. Cuando alguien en una función oficial usa su poder o autoridad para favorecer, sin la debida justificación, a determinadas personas, organizaciones, partidos políticos y otros para lograr su apoyo o dar un beneficio. El nombre depende de la relación que se tenga con la persona que se beneficia.  
  • Cohecho. Solicitar o recibir ilícitamente cualquier beneficio para hacer o dejar de hacer un acto propio de su función. Esto puede incluir intercambio de favores durante el proceso de aprobación del presupuesto de egresos.
  • Colusión. Cuando un individuo, o un grupo, se pone de acuerdo con otros individuos para celebrar contratos, convenios o arreglos cuyo objeto o efecto sea obtener beneficios o ventajas indebidas.
  • Contratación indebida. Autorizar la contratación de alguien que está inhabilitado o impedido de realizar esa función.
  • Desfalco. Es cuando un funcionario público o directivo toma recursos del erario para beneficio personal.
  • Desvío de recursos. Desviar recursos públicos para un destino distinto del que estaban previstos según la ley o norma.
  • Empresas/ empleados fantasma. Organización o persona que simula operaciones, no tiene presencia física en su jurisdicción, ni empleados, ni tiene activos reales, ni actividad comercial, creada a partir de fachadas corporativas para ser utilizadas con el objetivo de desviar recursos públicos o aislar al beneficiario real de sus impuestos.
  • Extorsión. Es cuando se le obliga a una persona, a través de actos de violencia o intimidación, a realizar actos, con la finalidad de obtener beneficios.
  • Financiamiento ilegal. Dinero obtenido ilegalmente de fuentes como soborno o desfalco gubernamental, actividades criminarles como trata de personas, narcotráfico, venta ilegal de armas, la evasión de impuestos, etc. 
  • Fraude. Delito que comete quien, engañando a uno o aprovechándose del error de alguien, se hace ilícitamente de algún beneficio o alcanza un lucro indebido.
  • Lavado de dinero. Proceso de ocultar el origen, la propiedad o el destino del dinero obtenido de manera ilegal o deshonesta en actividades económicas legítimas para hacerlo parecer legal. 
  • Pagos facilitadores. Son montos de dinero pagados a funcionarios o proveedores de servicios que garantizan, facilitan o agilizan la ejecución de una acción rutinaria a la que el ordenante tiene derecho.
  • Sobornos. Promesa, oferta o entrega de cualquier beneficio indebido a uno o varios particulares, directamente o a través de terceros, a cambio de que realicen o se abstengan de realizar un acto relacionado con sus funciones para obtener una ventaja o beneficio.
  • Tráfico de influencia. Sucede cuando una persona tiene la capacidad de influir sobre otro actor o institución para que lleve a cabo una decisión o acto en beneficio de él o de un tercero.
  • Uso indebido de información. Utilización de información privilegiada para incrementar su patrimonio.
  • Uso indebido de recursos. Sucede cuando una persona se apropia, hace uso indebido o desvía del objetivo para el que estén previstos los recursos de la organización.

En EthicsGlobal tenemos la firme convicción de que la corrupción puede dejar de ser un modo de vida público y social. Nos dedicamos a capacitar a las organizaciones en temas de Transparencia y Compliance; y somos expertos en Sistemas de Denuncias acatados a la ISO 37002 y en la asesoría y evaluación de una cultura organizacional ética. Te invitamos a conocernos y a todos nuestros servicios.

Previniendo la Corrupción en tu organización

El Gobierno es visto por los mexicanos como el principal responsable de la corrupción y el lugar dónde ocurren más estos actos. Sin embargo; empresarios, medios de comunicación y organizaciones de la sociedad civil también son vistos como responsables de los esfuerzos anticorrupción. Existe una percepción de mayor corrupción en las grandes empresas que en los pequeños negocios. Lo cierto es que las grandes empresas tienen una mayor capacidad para aportar soluciones a este problema: códigos de integridad, compromisos públicos y exigencia de mejores prácticas desde el gobierno.

Hasta hace algunos años la corrupción era un concepto relacionado directamente al sector público-político; sin embargo, recientemente ha aumentado el análisis de este fenómeno en el ámbito empresarial originado por su cada vez mayor presencia y arraigo en la forma de hacer negocios.

Cuestión de principios

Para algunos empresarios mexicanos, estos actos ilegales se han convertido en rutina, lo cual ha hundido la imagen del país en una profunda crisis de credibilidad de la que deberá esforzarse por salir. Una empresa en donde se realizan este tipo de prácticas, ve reducida su transparencia y reputación deteriorada, corriendo el riesgo de ser incluida en listas negras de ciertas organizaciones públicas, poniendo en peligro sus futuras operaciones comerciales.

La corrupción empresarial por su parte, conduce inevitablemente a un clima de negocios poco confiable. Este fenómeno puede adoptar distintas formas como el soborno, fraude, conflictos de intereses, malversación de fondos, acoso sexual e incluso extorsión. 

7 elementos fundamentales para la lucha contra la corrupción

Para poder luchar contra la corrupción dentro de las empresas, se debe cumplir lo siguiente:

  1. Compromiso de la Alta Dirección. Todos los empleados de la empresa tienen que tener claro que no se admiten prácticas corruptas a pesar del coste de negocio que puedan tener. Es mejor rechazar un contrato importante, que conseguirlo pagando un soborno, ya que en un futuro puede comprometer la imagen de la empresa y de sus directivos.
  2. Procedimientos claros. Los empleados tienen que saber qué hacer en el caso de que los intenten sobornar como: por ejemplo, en el caso de un responsable de compras al que le ofrezcan dinero o regalos para que compre los productos de un proveedor determinado. O en el caso contrario, que les pidan una “mordida” para poder vender sus productos o servicios.
  3. Análisis del riesgo en la empresa. Este debe ser el punto de partida, ya que una empresa salpicada en un caso de corrupción puede acabar cerrando sus puertas.
  4. Evitar los conflictos de interés. Anticiparse a un posible conflicto de intereses y evitar que surja este es la mejor manera de prevenir posibles casos de corrupción.
  5. Medición y control. Lo que no se puede medir, no se puede controlar, por ello se debe revisar si se están haciendo las cosas bien a través de un programa de monitoreo adecuado.
  6. Canal de denuncias. Se debe proteger al denunciante, ya que en ocasiones a este se le puede hacer la vida imposible. Los casos de corrupción deben denunciarse en la empresa, para que esta pueda tomar las medidas necesarias, antes de denunciar el caso, si procede, a las autoridades.
  7. Consecuencias para los empleados que participan en la corrupción. Todos los trabajadores deben conocer las consecuencias que pueden tener que afrontar si se ven involucrados en casos de corrupción.

Dicho esto, surge la necesidad de una nueva actitud ética dentro de las organizaciones que puede representar la solución más adecuada para este grave problema que genera un impacto negativo a las compañías, gobierno, sociedad y economía del país.

Las empresas tienen muchas razones para rechazar un acto de corrupción, debido a que los altos costos a los que se enfrentarían al ser descubiertos, van desde multas, penas de prisión y deterioro de la imagen de la compañía, lo que pone en riesgo a la organización de manera significativa tomando en cuenta que el beneficio obtenido de esta acción ilegal puede ser muy costosa y poco redituable.

En EhicsGlobal creemos que las empresas necesitan dotarse de un modelo de prevención de la corrupción y el soborno, que impida al máximo la utilización de estas prácticas en su entorno y con el que puedan demostrar ante terceros, jueces, accionistas, inversores o la opinión pública que han luchado contra la corrupción y sobre todo que en su organización no es una práctica consentida. Para aprender más sobre cómo implementar un modelo ético eficiente en tu organización acércate a EthicsGlobal.

La sutil técnica de la lucha anticorrupción

En cualquier latitud del mundo puede identificarse un fenómeno que amenaza directamente a la economía, el desarrollo sustentable, la paz y democratización de las sociedades y todas las organizaciones. Nos referimos a la corrupción, la cual no solamente es perpetrada por quienes sobornan, amenazan o incautan; sino por quienes ceden o aceptan las negociaciones de tratos ilícitos y no éticos.   

Trinchera internacional

La corrupción influye directamente en el desarrollo del Estado de Derecho, la Democracia y por lo tanto en la extensión de los Derechos Humanos. Sus impactos son negativos al empobrecer el país en el que se desarrolla, no sólo en términos económicos provocando bajos niveles de inversión, pérdida económica o el blanqueo de activos, sino también en términos sociales como la inequidad, pobreza y la violencia por el financiamiento del crimen organizado, terrorismo, trata de personas, narcotráfico y otro tipo de delitos.  

Para combatir la corrupción gobiernos nacionales y organizaciones internacionales han convenido poner manos a la obra en la búsqueda de transparencia y rendición de cuentas. Se puede reconocer acuerdos tales como la Convención Interamericana contra la Corrupción (B-58), la Convención Anti-sobornos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción, y programas regionales anticorrupción, entre otras que han sido ratificadas por más de 100 países hasta el año 2020.

De acuerdo con el Compendio de Buenas Prácticas en el Combate a la Corrupción en Respuesta al COVID-19 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Crimen (UNODC) de la Cumbre 2020 de Riyadh, Arabia Saudita, las medidas para mitigar los riesgos es:

  1. Establecer un Comité inter-institucional.
  2. Diseminación de guías y otros productos de conocimiento relevante sobre el tema.
  3. Emplear herramientas tecnológicas para incrementar la transparencia, la rendición de cuentas y el monitoreo. 
  4. Establecer canales de denuncia específicos. 
  5. Incrementar la inspección, monitoreo y cumplimiento normativo. 

No es una coincidencia que estas medidas impulsadas internacionalmente describan las funciones de una línea ética de denuncia, la cual se coloca como una de las herramientas más importantes en la lucha contra la corrupción y la vuelve una técnica sutil y efectiva. Las organizaciones de todo tipo: públicas, privadas y de voluntariado tienen un papel activo en la implementación de esta útil técnica para mitigar la corrupción a nivel global.

Trinchera organizacional

Mientras los gobiernos de los países se han comprometido en la lucha contra la corrupción a nivel macro a través del rastreo y repatriación producto de la corrupción y el decomiso de bienes ilícitos; las organizaciones grandes y pequeñas tienen un papel preventivo en la lucha anticorrupción comenzando en el monitoreo de los procesos al interior de la organización. 

El liderazgo de impacto reconoce que invertir en una Línea Ética, traerá rendimiento económico y social en su organización. Las Líneas Éticas de Denuncia son sistemas internos de alarma que ayudan a detectar irregularidades en el ámbito financiero y contable de la organización, en el trato con los empleados evitando el abuso de poder y el acoso laboral y sexual entre los miembros de la misma. 

Las Líneas Éticas se caracterizan por ser el medio en que los miembros de una organización se sientan seguros de reportar acciones que violen el Código de Ética o que pongan en riesgo a la organización. Es por eso que deben contar con mecanismos de protección de datos, asegurar la confidencialidad de la información y anonimato de los usuarios denunciantes, así como la buena gestión de las denuncias. El éxito de la lucha anticorrupción dependerá del buen funcionamiento de la Línea de Ética. 

En EthicsGlobal estamos en constante actualización en la gestión, funcionamiento y capacitación en Sistemas de Denuncia y las Líneas Éticas que proporcionan a las organizaciones seguridad en temas de complimiento. Proporcionamos asesoría de acuerdo a la norma ISO 37002. Te invitamos a conocer la Línea Ética que EthicsGlobal puede implementar en tu organización de acuerdo a sus necesidades y características. Acércate a nuestro asesores, somos expertos en lo que hacemos.