¿Qué tan rentable es la ética?

Rentabilidad y ética pareciera que son dos conceptos que distan de ser compatibles en la realidad. Sin embargo, la realidad es que la ética suma valor a las organizaciones de todo tipo. Primeramente, en definición, se dice que la rentabilidad es la ganancia que se ha obtenido de una inversión económica o financiera. La ética en cambio, es el conjunto de normas personales que una persona u organización decide tener como guía para la toma de decisiones acerca de lo que es correcto o incorrecto. Ahora bien, ¿qué tan rentable es la ética?

Inversión

Aunque la ética no es un recurso material o económico, la inversión en tiempo y recursos para cambiar las prácticas y hábitos laborales repercuten en una mayor productividad, confianza y lealtad del público interesado o stakeholders (empleados, clientes, proveedores, gobierno, inversionistas, etc.) que a su vez se traduce en mayores ventas y una mejor rentabilidad. Invertir en la ética es invertir en una nueva manera de pensar el negocio, no como una simple estrategia de marketing, sino como una filosofía de vida.

Cabe mencionar que las malas prácticas tales como fraudes internos y externos, representan millones de pérdidas económicas y sociales. LexisNexis Risk Solutions menciona que el costo real de cada transacción fraudulenta para las compañías de servicios financieros y comercios es de 3,46 veces el valor de la transacción perdida (El verdadero costo del fraude en Latinoamérica – 2019). No hace falta decir que el 42% de los fraudes internos se clasifican como la malversación de activos según KPMG (2020).

Resultados

Las estadísticas muestran que al menos 2 de cada 3 consumidores a nivel internacional, prefieren comprar los productos y servicios de una empresa comprometida con la sociedad y el ambiente (Nielsen, 2019). Además, el 77% de los consumidores están más motivados en comprar a organizaciones ética y socialmente comprometidas, así como también el 73% de los inversionistas buscan este tipo de organizaciones (AFLAC CSR Survey, 2019).

Si estos datos de preferencia en la sociedad se proyectan a futuro, no hace falta mencionar los beneficios que estos datos representan a largo plazo; ya que los clientes de productos, servicios y experiencias tenderán a buscar organizaciones con base sólida en la responsabilidad, confianza y seguridad hacia la sociedad. Las nuevas generaciones son más enfáticas en acercarse a organizaciones más justas, incluyentes y honestas que las generaciones pasadas, la ética está en tendencia.

Hoy en día, cada vez es más frecuente encontrar nuevas regulaciones y políticas de protección dentro y fuera de las organizaciones para asegurar la calidad del capital humano, social y ambiental. Invertir en la ética de una organización no sólo trae beneficios como asegurar prestigio en el mercado y la sociedad, mayor productividad o mayor rentabilidad económica, sino también promueve el compromiso social, mejora el estándar de competencia, y crea sociedades más justas.

En EthicsGlobal estamos convencidos que invertir en la ética es invertir en la funcionalidad y productividad de nuestras organizaciones, por lo que estamos en constante innovación. Es por eso que presentamos EthicsGlobal App, un sistema de denuncia único en su tipo, intuitivo, fácil de usar y con atención en tiempo real. Ya está disponible en PlayStore o AppStore.

El decálogo del liderazgo ético

El liderazgo ético es un modelo que surge en respuesta a la necesidad de hacer frente a los fraudes en las organizaciones. Algunos ejemplos de las estafas y fraudes más grandes cometidos en el siglo pasado son los casos de la compañía eléctrica norteamericana Enron (2001), la de inversiones Bernard Madoff (1960-2009) o la empresa japonesa Yasuo Hamanaka (1996). A partir de estos sucesos y otros de menor escala, pero igual daño a las organizaciones y a la sociedad en general, es que surge la necesidad de un liderazgo más transparente, íntegro y honesto.

El fin no justifica los medios

Las malas prácticas en las organizaciones son muchas veces normalizadas y muchas veces aprobadas a través de la complicidad; sin embargo, no se toma en cuenta los riesgos que estas prácticas implican. Un liderazgo ético es lo que se necesita para mitigar el gran daño suscitado por el comportamiento fraudulento que ve por los intereses de un pequeño grupo de personas y atentan contra la vida de la organización en general.

Los comportamientos antiéticos pueden representar un beneficio a corto plazo, que a medida que pasa el tiempo, se traduzcan en perjuicios para los trabajadores y colaboradores de la organización, sus clientes, proveedores y la percepción de la misma frente a la sociedad. Por lo tanto, un liderazgo ético representa un desafío que en momentos de crisis, obtendrá frutos duraderos.

A medida que la tecnología y los sistemas de inteligencia artificial crecen, la situación de la pandemia por COVID-19 se prolonga y las formas de trabajo evolucionan a ser a distancia; también se innovan los mecanismos de fraude, estafa y todo tipo de prácticas antiéticas. Es por eso que la apuesta es hacia un nuevo tipo de liderazgo en las organizaciones que marque la línea de correcto funcionamiento de la misma y asegure su permanencia y sustentabilidad.

Si antes los valores del líder no importaban frente al manejo de una organización; hoy en día, éstos son considerados un factor preciado en el mercado frente a esta crisis mundial por la que el mundo atraviesa. A continuación, se presenta el decálogo del liderazgo ético para promover límites claros, integridad y prácticas honestas; así como también sirva como referencia de un ejemplo que inspire, motive y provea confianza dentro de la organización.

Decálogo del liderazgo ético

1. Antepondrás el bien común por sobre los intereses personales.

2. Considerarás a los demás al mismo nivel de dignidad y respeto que a ti mismo.

3. Fomentarás la comunicación entre todos los miembros de la organización usando los medios necesarios para generar empatía y diálogo; a fin de comunicar de manera clara y precisa.

4. Valorarás la justicia, honestidad y respeto como forma de vida personal y organizacional.

5. Ante la toma de una decisión, considerarás las consecuencias que tendrán estas acciones sobre otros.

6. Delegarás responsabilidades en la toma de decisiones, confiando en tu equipo de trabajo.

7. Estarás abierto al cambio, las nuevas oportunidades, ideas y liderazgos dentro de la organización.

8. No serás condescendiente con las malas prácticas. Frente a esto no hay neutralidad.

9. Institucionalizarás los canales de denuncia necesarios, considerando los problemas sociales reales y habilitarás su uso y evaluación continua.

10.  Promoverás un sistema imparcial de penalizaciones y recompensas frente a las malas y buenas prácticas laborales.

Un liderazgo ético es una inversión a largo plazo; la cual tiene que cultivarse y mantenerse en revisión constante para que a su tiempo se obtengan las ganancias económicas, sociales y personales. Las malas prácticas se deben a la pereza e indisciplina, y al final del día llevan a la ruina. Una empresa reconocida como ética y socialmente responsable es más valorada en el mercado; actualmente las organizaciones no pueden cotizar en la bolsa de valores si no cuentan con un Plan de Cumplimiento y Líneas de Denuncia.

EthicsGlobal fomenta la formación de liderazgos éticos dentro de las organizaciones, asesorando sus planes y programas de ética; así como también la ejecución de los mismos a través de canales de denuncia en constante innovación. Le invitamos a conocer más acerca de cómo puede implementar nuevas y mejores prácticas que traigan un mejor prestigio para su organización, acérquese a EthicsGlobal.

Las 8 ventajas mercadológicas de la ética

La ética aporta mucho a todas las organizaciones, ya que a través de ella, se garantiza transparencia, integridad y crecimiento en las relaciones en el mercado: la producción-consumo, la comunicación y el desempeño laboral, lo cual es muy importante para el crecimiento económico y la sustentabilidad de cada organización.

Los temas de conciencia y responsabilidad social tienen más fuerza a medida que se combaten los costosos problemas por malas prácticas en el ambiente laboral y ambiental. La ética, más que una estrategia de marketing es un cambio en la filosofía y en las acciones de todo el personal que conforma la organización. 

El marketing ético llegó para quedarse y desplazar el marketing tradicional. Las estadísticas de la encuesta 2019 Aflac CSR Survey muestran que el 77% de los consumidores prefieren comprar a empresas éticas y socialmente responsables; Además que el 49% de los consumidores, prefiere sobre otras marcas, aquellas que tienen un compromiso ético. 

Ya que genera un impacto positivo en el desarrollo personal y social, dentro y fuera de la organización, a continuación, se presentan las 8 ventajas mercadológicas que nos brinda la ética:

  1. Seguridad: Se detectan y sancionan las malas prácticas que provocan fraudes, lo que evitará costosos riesgos y pérdidas. 
  1. Atracción: Los mejores clientes, proveedores y empleados buscan hacer relación con las mejores organizaciones que tengan una imagen de profesionalismo, compromiso y cumplimiento.
  1. Prestigio: Cuando una organización cumple con sus compromisos, gana prestigio y posiciona su reputación en el mercado.
  1. Valor: La ética garantiza la calidad de los productos o servicios y les añade valor que siempre seguirá creciendo.
  1. Confianza: Hay unidad en el equipo que conforma la organización y se mejoran las relaciones entre todo el personal y colaboradores. 
  1. Lealtad: La confianza genera lealtad y relaciones a largo plazo con los clientes. Las personas que se sienten escuchadas y en confianza, volverán. No hay mejor publicidad que personal, clientes y proveedores satisfechos.
  1. Productividad: Al tener reputación y confianza, el ambiente laboral mejora y consecuentemente mejora la productividad de todos.
  1. Satisfacción: Saber que se hace lo correcto, así como saber que se trabaja en buenos términos sociales, trae satisfacción y calma emocional. Este es un buen incentivo para mejorar la calidad y productividad.

“Si a las personas les gustas, te escucharán, pero si confían en ti, harán negocios contigo”. Esta frase de Zig Ziglar expresa muy bien por qué la ética es tendencia en las organizaciones desde el rubro mercadológico. El marketing tradicional está siendo desplazado por el marketing ético. ¿Estás preparado para ello?

En EthicsGlobal nos interesa que tu organización funcione éticamente y crezca con estas ventajas mercadológicas. Consulta con nuestros asesores éticos y asegura el crecimiento de tu organización.

Un eficiente Plan de Integridad

El plan de integridad, o también llamado programa de cumplimiento; es un plan estratégico que promueve las buenas prácticas de ética como son: integridad, honestidad, transparencia. También define las estrategias y procedimientos para conocer, prevenir, detectar y mitigar los riesgos existentes en una organización.

Los planes de integridad son personalizados de acuerdo a las características de cada organización, ya que se construyen de acuerdo a la identidad organizacional y sus políticas anticorrupción. Cada plan contiene un Código de Ética y Comportamiento, así como las políticas éticas de cada organización y las líneas de denuncia de cualquier tipo de actividades fraudulentas.

El objetivo es promover una cultura ética dentro y fuera de cada organización: para cimentar los valores de confianza, transparencia, cero tolerancia a la corrupción y honestidad que aseguren un crecimiento para todos. 

Un eficiente plan de integridad debe contener las siguientes características:

  1. Políticas éticas de la empresa con cero tolerancia a la corrupción.
  2. Compromiso de las máximas autoridades y todo los colaboradores.
  3. Oficial de cumplimiento y sus responsabilidades.
  4. Plan de acción de políticas, procedimientos y estándares de conducta.
  5. Herramientas de entrenamiento y cultura ética. 
  6. Comunicación efectiva y canales de comunicación.

La buena ejecución del plan de integridad depende del conocimiento de cada una de sus fases:

  1. Auditoría y diagnóstico: Nos permite conocer los riesgos actuales en la organización sobre fraudes y malas prácticas que se han llevado a cabo dentro de la organización para tener un panorama lo más completo posible de las necesidades de la misma.
  2. Compromiso: La declaración de compromiso de parte de las máximas autoridades de la organización, así como lo que se espera de cada colaborador, empleado, proveedor o cliente.
  3. Plan de acción: De acuerdo con el diagnóstico realizado, establecer un plan de acción con las medidas pertinentes, elaborando estrategias para detectar y prevenir los riesgos que la organización está expuesta. Por escrito se plasman todos los lineamientos y políticas, así como las sanciones por las conductas antiéticas.
  4. Implementación: El desarrollo del plan de acción a través del Oficial de Cumplimiento y el Comité Ético que están a cargo de que el plan se lleve a cabo. 
  5. Seguimiento, evaluación y corrección: El Programa de Integridad no es un conjunto de reglas que no se lleven a la práctica, sino un plan eficiente y práctico. Por lo que si es necesario, se deben implementar cambios para su mejoramiento, establecer un programa de evaluación por auditorías y asesoría constante, etc.

En EthicsGlobal estamos preocupados porque cada organización cuente con un Plan de Integridad efectivo y de acuerdo a sus necesidades. Te invitamos a conocer nuestros servicios y a consultar a nuestros asesores éticos.

Los tres principales fraudes en las organizaciones

Para estar prevenidos contra todo tipo de fraudes es necesario conocer los principales tipos dentro de nuestras organizaciones. Un fraude es una irregularidad dentro de los procesos de la empresa que se realiza a través de un engaño donde la persona o personas que cometen el fraude, obtienen un beneficio de manera ilegal o injusta a costa de la organización.  

Los fraudes se clasifican dentro de dos rubros: internos y externos. Dentro del primer rubro se encuentran los fraudes que sean en beneficio directo o indirecto de un empleado u otra organización contra la organización. Dentro del segundo rubro, se encuentran los fraudes cometidos en beneficio de la organización perjudicando a terceros.   

Los tres principales fraudes que se encuentran en ambos rubros son:  

1) La corrupción: A través de sobornos, regalos ilegales, extorsiones, ofrecimientos y similares. 

2) Robo de activos y maquillaje contable: Robo de activos de la caja, inflación excesiva de los precios o justificación hinchada de los gastos de los activos, maquillaje contable (mostrando una imagen favorable o desfavorable). 

3) Robo de datos y ciberataques: Un estudio de PriceWaterhouseCoopers en México, asegura que casi un 79% de las compañías mexicanas detectó un incidente de ciberataque en 2018. 

Hasta hace cinco años atrás, Ignacio Cortés, líder socio de Ernest & Young (EY), la Organización multidisciplinaria de servicios profesionales en México, mencionó que en nuestro país sólo el 8% de las firmas tienen políticas anticorrupción.  

¿Ya conoces las acciones a realizar contra estas malas prácticas que dañan a nuestras organizaciones? ¿Tu organización ya cuenta con una línea de denuncia? Acércate a los asesores éticos de EthicsGlobal para conocer mejor las medidas, códigos y lineamientos de prevención de riesgos que necesita tu organización para hacer frente a estos principales fraudes. 

Combatiendo la corrupción desde el interior de tu organización.

¿Cómo se combate la corrupción?

45% del total de los casos de corrupción que ocurren en el mundo, de acuerdo con ACFE (Asociación de Examinadores de Fraude Certificados), ocurren en Latinoamérica y cada uno tiene pérdidas por 400 mil dólares, para cuando las empresas habían descubierto la corrupción, transcurrieron en promedio 18 meses.

Ante estas cifras alarmantes, la propuesta de EthicsGlobal es la implementación de una línea de ética, este es un medio de comunicación que tiene diferentes canales de recepción, entre los que pueden estar un sitio web, línea telefónica, aplicaciones móviles o correo electrónicos. Cada uno tiene su nivel de efectividad, por ejemplo, ACFE midió su efectividad dando los siguientes resultados; denuncias por aplicación 58%, por correo electrónico 34%, formulario web 24% y 40% las llamadas telefónicas de efectividad.

«Analítica»

A partir de las cifras anteriores se puede inferir que los canales digitales son más efectivos que los tradicionales, esto determinada el número de casos cerrados y el volumen de denuncias recibidas; sin embargo, hay otros elementos a tomar en cuenta como la investigación o la diligencia de actividades.

«Informa»

Las prácticas corruptas que se suscitan en las organizaciones pueden ser desde cooptar a algunos proveedores hasta adular autoridades para facilitar algún tramité, dichas prácticas deben ser las primeras reportarse. a través, la línea ética.

«Línea Ética»

La línea ética se ha convertido en un requisito para las compañías debido a la modificación de códigos penales alrededor del mundo, así como, una exigencia de las sociedades comerciales para poder ser parte del libre mercado y asegurar la formalidad de las posibles relaciones comerciales dentro de los programas de integridad. Es el medio más eficaz para combatir la corrupción.

Peligro: Tu organización está en riesgo latente

«87% de las organizaciones han sufrido una filtración de información.»

El principal recurso de las empresas en el Siglo XXI es la información; su uso correcto representa la diferencia entre las ganancias o las pérdidas. La importancia del aprovechamiento de los recursos intangibles, por ejemplo, el know-how, la data de los clientes y el mercado, entre otros, son el valor agregado en las organizaciones del mundo digital o de la sociedad de la información.

Para que la información represente un valor en las organizaciones debe ser: relevante, actualizada, verificable, económica y aplicable. Debido a que estas características complejizan la información, existe una necesidad latente de sistemas organizacionales con capacidades para gestionar grandes cantidades de datos.

En este punto, los sistemas de las organizaciones que manejan grandes cantidades de bancos de datos necesitan tecnologías con un nivel alto de competencias para brindar ventajas y contar con información oportuna.

Esta vasta cantidad de información tiene diversos usos, pero generalmente tienen las siguientes aplicaciones en el mundo productivo: en la optimización de la cadena de suministro e intercambio o mercado de datos. Con estos dos procesos se mejoran los inventarios y se planifica el comportamiento de cada cliente o materia; mientras que, el intercambio de datos se puede comprar o vender la información para poder tomar decisiones en el mercado.

La información brinda poder para tomar decisiones. Estas se basan en la interpretación para convertirse en herramientas, es decir, la información para brindar poder tiene que ser gestionable.

Los resultados de dicho proceso ayudan a elegir proveedores, resolver problemas en procesos existentes y conocer el valor del inventario, además de mejorar la puntualidad de entregas. El uso de la información y el poder de decisión generan valor en las organizaciones. Este valor tiene dos áreas principales de explotación: el marketing contextual que garantiza la efectividad de la publicidad; la segunda área es la monetización, esto quiere decir, que la información es susceptible de convertirse en un activo.

«2.3 mdd cuestan en promedio las fugas de información.»

Como hemos mostrado, la información es la herramienta fundamental al interior de las organizaciones del siglo XXI, que tienen usos variados, brinda poder en la toma de decisiones y generan valor de marca y económicos a las organizaciones, sin embargo, estas ventajas y posibilidades requieren medidas de seguridad y protocolos.

Los beneficios de la información son bastos e implican más allá de la imaginación, pero existen diferentes riesgos en este valor intangible. Uno de estos es la filtración de información, sobre todo la confidencial en las organizaciones, las consecuencias pueden ser económicos o de imagen.

Pero, ¿cuál es el procedimiento para la sustracción de información?

En primer lugar, las principales formas por las que sucede es la piratería de datos, phishing, inyección SQL, virus y troyanos; sin embargo, ocurre también por errores de empleados o falta de ética.

Sobre estos trabajadores no éticos, utilizan formas no sofisticadas como: email, robar documentos en físico o copias en pendrives. Esta sustracción de información se usa para favorecer a la competencia.

Estas formas de robo de información son responsabilidad del equipo de TI, pero también otras áreas son participes y cualquier robo significa la bancarrota o el despido de una persona inocente. Existen diferentes factores que influyen, por ejemplo, la corrupción.

«USD 7 Millones cuesta una violación de seguridad de la información.»

Por un lado, la corrupción se manifiesta cuando esa información filtrada es utilizada para favorecer a un grupo, una decisión o alguna inversión, por ejemplo, cuando se privilegia a un proveedor sobre otro porque algún colaborador mostró algún dato que no debía. En el otro extremo, cuando se sustrae por soborno se utiliza la información como moneda de cambio, es decir para negociar.

El Acoso Laboral impide tu crecimiento económico

Juan N es uno de tus colaboradores en el área X, diario llega puntual a su estación de trabajo, presenta sus informes regularmente y cuenta con la capacidad necesaria para realizar su trabajo; sin embargo, tiene un problema invisible, sufre acoso laboral desde hace una semana y su estado de ánimo se ve reflejado en su trabajo diario.

El acoso laboral se entiende como conductas sistemáticas que dañan la confianza del trabajador, a través de: agresiones verbales y/o físicas con el objetivo de que el acosado renuncie o deje de producir al mismo nivel. Los principales indicios son: alejamiento del grupo de trabajo, desprestigio social y afectación en la salud física.

“7 de cada 10 mexicanos sufre acoso laboral” OCC Mundial

¿Es el acoso laboral la principal enfermedad en las organizaciones del siglo XXI?, ¡sí!

De acuerdo con investigaciones del clima laboral 11.4% de los trabajadores considera que es una carga cotidiana en el trabajo, esto indica que se ha normalizado un nivel de violencia en las empresas e instituciones y que además va en aumento.

Las principales consecuencias del acoso laboral en tu organización es la alta rotación del personal, disminución en la producción económica y mala imagen corporativa. Tan solo en 2018, 18 mil personas renunciaron a su trabajo por sufrir acoso laboral, según cifras del INEGI. El caso de Juan N es solo un grano de arena en el amplio desierto de discriminaciones, abusos verbales, degradación y saturación mental que diario viven los trabajadores en casi cualquier organización.

Así mismo, otra consecuencia del acoso laboral en las organizaciones es el Síndrome de Burnouten los colaboraores, sus síntomas son: estrés crónico, cansancio constante, malestares cardiovasculares, intestinales y en la presión arterial, así como mal humor y desmotivación en el trabajo.

Si detectas alguno de los siguientes indicios te ayudará a identificar si en tu empresa o institución hay acoso laboral:

  • Actitudes o comportamiento que denigran a una persona de manera repetitiva.
  • Bajo rendimiento o cambios en el ritmo de trabajo.
  • Comentarios sutiles.
  • El acosado se aísla.
  • Difamaciones constantes del acosado.

Si pudiste identificar al menos una entonces presta atención puede ser un acoso laboral.

8 de cada 10 colaboradores han escuchado, presenciado o visto que algún compañero sufre acoso laboral.

La historia de Juan N es una entre miles de historias que pueden estar ocurriendo frente a tus ojos, sin embargo, con la ayuda de una línea ética de denuncias se favorece su detección, prevención y resolución. ¡No dejes que este problema siga creciendo en tú organización!

El triángulo del fraude.

Diseñado por Donald R. Cressey, es un modelo para determinar las razones por las cuales una persona comete un fraude, de acuerdo con Cressey,  los factores necesarios para que una persona común cometa fraude son: 

1-Presión: Existe un estímulo determinado o el defraudador está bajo presión, lo que le da una razón concreta para cometer un fraude.

2- Oportunidad: Existen circunstancias que el defraudador tiene a su alcance (pueden ser mínimas o estar ausentes) que favorecen la oportunidad de perpetrar el fraude. 

3- Racionalización: Serán más proclives al fraude aquellas personas capaces de justificar un acto fraudulento evitando su ética personal, cuando su actitud o valores les permiten cometer dicho acto. 

Estos puntos presentan más importancia cuando la persona tiene ciertas referencias morales que le generan dificultad para cometer el fraude, entre las que destacan la credibilidad, el profesionalismo, la confianza y la calidad para prestar un servicio. 

Una de las formas de minimizar los riesgos es desequilibrar este triángulo reduciendo las oportunidades que se han aprovechadoEn muchos casos, los delitos se cometen por fallos en sistemas de seguridad o por demasiada confianza. 

En EthicsGlobal desarrollamos diferentes cursos y talleres para que cada organización pueda prevenirlo y combatirlo, pero también para difundir entre sus colaboradores las Buenas Prácticas del Gobierno corporativo que permitan erradicarlo. Acércate a los Compliance Adviser de EG, quienes serán tu mano derecha en la gestión e investigación de los casos de fraudes que lleguen a ocurrir. 

Tipos de fraudes interno

En esta ocasión se enlistará los diferentes tipos de fraude que existen en las organizaciones, esto debido a que no ha habido una suficiente difusión respecto a estos temas, por lo que podremos mostrar algunos de los más comunes. Por lo que podemos mencionarlos mediante el riesgo que representan de manera general para las organizaciones.

Fraudes operacionales

  • Ventas de servicios no contabilizados depositándolos a las cuentas bancarias personales.
  • Ventas y servicios no declarados en impuestos.
  • Pagos autorizados a empresas y bienes no ingresados físicamente, estando únicamente registrados.
  • Pago de sueltos a personal que no labora.
  • Ingresos no registrados y pago menor de impuestos.

Estos tipos de fraudes operacionales son para apresurar procesos, momentos y actividades dentro las organizaciones, es decir, son actividades que benefician a la organización.

Fraudes financieros / fiscales

  • Alteración en facturas y registros contables.
  • Anulación de facturas cobradas.
  • Facturas no autorizadas por entes fiscalizadores.
  • Doble contabilidad, financiera y fiscal.

Los fraudes financieros igual que los anteriores tienen como beneficio apoyar a la empresa con movimientos fiscales y financieros para mostrar diferentes utilidades dentro la organización o presentar declaraciones de impuestos apocrífas.

Ante estos principales tipos de fraudes dentro las organizaciones se puede identificar que ambos combinan acceso a datos confidenciales, abuso de confianza y violaciones a tratados internacioles de corrupción.

Los fraudes internos en las organizaciones representan el principal motivo por lo que las organizaciones necesitan implementar una Línea ética. Acércate a EthicsGlobal para conocer las mejores prácticas de prevención, investigación y sanción de los fraudes.