Las conductas ilícitas ¿qué son y de dónde vienen?

mayo 30, 2018

Dentro de las organizaciones existen problemas económicos, administrativos o políticos; sin embargo, existen también problemas éticos producto de conductas ilícitas que se reflejan y afectan cada parte de la organización. Estos problemas éticos pueden influir en lo económico, administrativo y financiero y la relación es directa pero no para todas las organizaciones es evidente.

Conductas ilícitas impiden crecimiento económico en 400 mdd

Si una industria promedio de US 5 millones crece 8%, cuando solucione las conductas ilícitas que le afectan, podría aumentar a US 400 millones. El costo de reemplazar a un empleado estándar es entre 50% y 150% del salario. Sin embargo, las empresas que tienen un alto nivel del compromiso por parte del trabajador presenta un índice 40% más bajo de sufrir la afectación de las conductas ilícitas.

Las conductas ilícitas representan en las organizaciones bajas de producción, alta rotación de personal, ambientes laborales tensos, cargados de problemas, entre otros, causando gran impacto en la imagen de la empresa hacia el mercado, el nivel de confianza es mínimo, por lo cual las inversiones registran grandes caídas. Cuidar que las conductas ilícitas aparezcan de manera mínima, es uno de los grandes retos de las empresas e Instituciones actualmente, donde la ética laboral se ha convertido en un requisito que fortalece la imagen corporativa.

Para lograr entender la importancia de estas cuestiones, primero es necesario diferenciar lo lícito o ilícito, estos son campos de acción delimitados por las normas, costumbres, leyes o la moral que tenga la sociedad en turno; pueden modificarse conforme al tiempo y las necesidades de la sociedad para entonces poder indicar que es lícito o que es ilícito.

Las decisiones que tomemos, los comportamientos que hayamos formado y la conductas que nos rigen pueden llevarnos a caer en uno u otro de los campos de acción. La pregunta que surge entonces es:¿qué motivos podemos encontrar para caer en una conducta ilícita?

¿Cuáles son los conductas ilícitas y cómo afectan?

Las conductas ilícitas comunes en las organizaciones las podemos en listar en: a) conflicto de interés; b) abuso, c) acoso sexual y discriminación, d) uso de sustancias, e) fraude, f) soborno, g) robo. Si podemos comprender en qué consisten estas sietes conductas ilícitas, entonces podremos combatirlas, pero sobre todo prevenirlas.

Los conflictos de interés son situaciones donde la toma de decisión está parcializada y está comprometida por otra relación externa a lo laboral, la cual generalmente puede ser familiar o personal, estos conflictos nos muestran la calidad moral de la persona y su capacidad de decisión. Si es un conflicto de interés familiar pueden ser considerados hasta familiares directos consanguíneos o de tercer grado, mientras que un conflicto de interés personal puede vincularse a una amistad previa al trabajo o a una relación que involucre sentimientos personales.

Una consecuencia de la percepción por parte de los colaboradores de una organización hacia un conflicto de interés, lleva al descontento, a la generación de desconfianza ante los tomadores de decisiones y el estancamiento económico al colocar personas que no tienen las capacidades que el puesto necesita. Un conflicto de interés representa problemas sociales, culturales y económicos que pueden llevar a delitos más graves y la pérdida de sostenibilidad de las empresas e instituciones.

El mobbing es el abuso de poder sobre un subordinado que generalmente es motivado por la envidia o los celos. Tiene como principales factores: ambientales conflictos de la relación interpersonal y la percepción exterior, tal como la clase social, edad, etnia., entre otros.

3 de cada 10 sufren mobbing

Algunos de los síntomas comunes del acoso laboral son: aislamiento social, dificultades en la comunicación, desprestigio profesional, aumento de estrés o ansiedad. Como consecuencia principal podemos ubicar un mal clima organizacional y el rendimiento laboral disminuye no sólo en la persona que sufre mobbing, sino también en las personas que lo rodean y así sucesivamente hasta encontrarse en situación incontrolable.

El acoso sexual se origina cuando algún colaborador hace insinuaciones sexuales que no son deseadas hacia otro colaborador; la solicitud de alguna petición de manera verbal o física que se realice como un requerimiento sexual de manera implícita o explícita para obtener el empleo, por ejemplo. Es decir, cuando en alguna entrevista se condiciona la entrada a la organización mediante favores sexuales, esto se puede denuncia como acoso sexual.

Cuando hablamos de discriminación, nos referimos a un trato que perjudica a una persona impulsado por motivos como: raza, género sexual, ideas políticas, ideas religiosas o condición económica. Un caso muy común en las empresas e instituciones del mundo actual, ocurre en el momento en que los salarios no son similares entre hombres y mujeres, por el simple hecho de la diferencia de género.

Una problemática que está motivando a las organizaciones a retomar los Códigos de Ética, es el fraude. El fraude generalmente es una embuste económico para conseguir un beneficio mayor, algunos ejemplos son: la vulneración de alguna ley fiscal, como no pagar impuestos. Este engaño es una acción deliberada que puede llevar a la quiebra o a un desfalco fiscal o incluso a la bancarrota de cualquier organización.

Dentro de diferentes organizaciones se ha reportado de manera constante que el abuso de sustancias es algo común. El abuso de sustancias se convierte un acto ilícito cuando impide, modifica o limita el desempeño laboral. Las consecuencias que puede tener son: poner en riesgo a otros compañeros de trabajo, por ejemplo, si es alguien de nivel operativo que maneja máquinas podría causar un accidente ya que no se encuentra en las condiciones óptimas.

En la cultura donde la corrupción es común, el acto ilícito que le representa, es el soborno. El soborno surge cuando mediante dinero se agiliza algún trámite, se motiva alguna conducta, entre otros; sin embargo, el fin del soborno es saltarse pasos dentro la organización y ejercer poder mediante una cantidad de dinero. Un ejemplo claro de soborno es cuando mediante cualquier cantidad de dinero se accede a información o puestos sin antes hacer el procedimiento necesario.

El robo por su parte, es una actividad peligrosa dentro de la organizaciones y debe ser planteado en términos concretos. Por robo entenderemos en la apropiación de lo ajeno, entendemos que puede ser información, material de la organización, desarrollos de investigación, etc. Estos robos tienen la posibilidad de generar incertidumbre, desconfianza y descontrol en la organización.

¿Cómo prevenir las conductas ilícitas?

Toda vez que las organizaciones son aquejadas por conductas no ilícitas, no todo está perdido, existen medidas de combate y prevención para cada una de ellas. Iniciaremos describiendo los elementos básicos para desarrollar estrategias y medidas para evitar y combatir las conductas ilícitas más comunes dentro de la organización.

OCDE y OIT piden un código de ética en las organizaciones

Como regla base, recomendamos  realizar un Código de Ética que sancione, describa y fije la conducta y el camino que deben seguir sus colaboradores, esto junto a un Sistema Ético de Denuncias, es el primer paso para erradicar los comportamientos no éticos que aquejan a las empresas e instituciones. Dentro de este Código de Ética, se recomienda tomar en cuenta los siguientes puntos para prevenir las conductas ilícitas anteriormente descritas.

El Código de Ética debe contener la descripción y los riesgos de cada conducta ilícita además de explicar los incentivos y medidas disciplinarias. Este código debe ser el pilar fundamental y junto a otros cuatro medidas más se puede combatir y prevenir las conductas ilícitas.

Las otras medidas son: políticas internas, cultura organizacional, un canal de denuncias y programa de evaluación. Cada uno tiene como objetivo prevenir, comunicar, canales y evaluación constante; sin embargo, el Código de Ética debe ser fundamental ya que toma en cuenta cada medida.

La primer medida consiste en tener políticas internas manteniendo un objetivo de Compliance que contemple los valores éticos de la organización para prevenir las conductas ilícitas; estas políticas deben ser claras y elaboradas por los directivos para estructurar la organización.

En segundo lugar la cultura organizacional son los valores éticos en productos que puedan consumir los colaboradores; estos productos pueden ser desde carteles hasta promocionales consumibles, lo principal de esto es comunicar cada valor en algo tangible para que cada colaborador tenga presente la cultura corporativa.

Además de esto se debe procurar tener un canal de reporte o denuncias, generalmente este canal debe llevarse por un tercero y crear confianza mediante una constante difusión un hábito de denuncia constante cuando detecten conductas ilícitas.

La última medida necesaria es un programa de evaluación que contemple las áreas de riesgo y poder identificarlas, esta evaluación constante debe ser sencilla y accesible para todos los integrantes de la organización, con el objetivo de actualizar y revisar las medidas anteriores.

En EthicsGlobal preocupados por las conductas ilícitas que deterioran tu organización contamos con diferentes canales de denuncia, colaboración en la elaboración de Códigos de Ética y todo lo necesario para que tu organización adquiera Compliance.