¿Cómo implemento mi línea de denuncia?

abril 12, 2019

La Línea de denuncia comenzó a generalizarse en las empresas de todo el mundo a partir de la entrada en vigor en EE.UU. de la Ley Sarbanes-Oxley, en la que se prevé el establecimiento de determinados sistemas internos de alarma, gráficamente denominados como “whistleblowing hotline”, a fin de detectar posibles irregularidades financieras y contables en las empresas.  

La Línea Ética son parte del Código Unificado de Buen Gobierno Corporativo. El Buen Gobierno Corporativo: protege tanto a la organización como al empleado, elimina gastos innecesarios, perdidas económicas e identifica las fuentes de corrupción y deshonestidad; al mismo tiempo, incrementa la motivación y compromiso de los empleados e incluso limita la responsabilidad de los directivos y ejecutivos. 

El Buen Gobierno Corporativo se manifiesta a través de dos productos: ética y programas de Compliance. Ambos productos aumentan la reputación y la integridad financiera, protegen a la compañía de costosos procesos legales e incorporan a la organización en regulaciones globales, tales como, Ley Sarbanes-Oxley; en el mismo orden de ideas, el Buen Gobierno Corporativo incrementa y fortalece la cultura corporativa y el valor de los activos. 

Para que el Buen Gobierno Corporativo tenga esos resultados, la implementación de una Línea Ética es de vital importancia, ya que esta línea puede llegar a ser el mejor método para detectar el fraude; cerca del 40% de este tipo de conductas se detectan en mediante canales de denuncia. En promedio una Línea de Denuncias Ética recibe entre 2 y 5% denuncias de la población total de los empleados cada dos meses y, este nivel de denuncias se puede incrementar si: 

  1. Incrementa la cultura corporativa.
  2. Aumenta la promoción y la capacitación ética.
  3. Existe un comité ético.
  4. Se enfrentan los problemas actuales de la organización.
  5. Se resuelven conductas no éticas que ocurrieron en el pasado.

Una de las mejores prácticas para una Línea Ética consiste en contratar a un tercero para gestionar, operar y delegar las denunciasLas necesidades de implementar ya sea un canal interno o externo varían desde el precio que tendrá, la disponibilidad; además que, tener un canal de denuncias, es mejor que no tenerlo. Pero, ¿cuáles son los costos de implementar un canal interno? 

Un canal interno no siempre tiene el mismo nivel de confiabilidad, ni protege el anonimato de los informantes, asimismo, este canal interno no tiene la especialización ni el diseño que un tercero podría brindar y finalmente la percepción de que los directores de la organización están comprometidos con mejorar las conductas se representa en la introducción de un tercero. 

En cambio, un canal externo brinda la oportunidad de mantener el anonimato de la denuncia, con operadores entrenados en temas de empatía y técnicas de investigación y finalmente un tercero, brinda un sistema integral de reportes, datos estadísticos y una visión integral sobre el comportamiento ético de su organización.